Camiseta Incorrectos Feminazi

ELIGE DONDE QUIERES TU DISEÑO

SKU: N/D Categorías: ,

Camiseta Incorrectos Feminazi

Crítica al feminismo radical

Distinto dogma, mismo fondo

21,99

Limpiar

Camisetas Políticamente Incorrectas

Esta camiseta corresponde a nuestra crítica al feminismo radical, más concretamente señala la actitud totalitaria del feminismo contemporáneo.

El feminismo fue un movimiento sumamente necesario que surgió frente a una situación de desigualdad objetiva donde la mujer carecía de derechos y quedaba supeditada al hombre, primero a los varones de la familia y después a su esposo. 

El heroico feminismo sufragista o de primera ola surgió para conseguir que las mujeres pudieran votar, ya que las mujeres estaban igual de capacitadas para votar que los hombres. Reclamaban igualdad e independencia en un mundo dominado por hombres.

El feminismo contemporáneo, radical, de tercera o de cuarta ola, o como se le quiera denominar, es un movimiento político que ha secuestrado el término “feminismo” para legitimar sus demandas ideológicas. 

Igual que muchos de los movimientos sociales contemporáneos, saben cómo manipular el lenguaje y cómo articular eslóganes sencillos orientados al lado emocional del cerebro. Reclaman igualdad de derechos y oportunidades en países occidentales donde tienen sus derechos asegurados por ley y, a base de generar ruido mediático y con la complicidad y la financiación de organismos supranacionales, medios de comunicación y partidos políticos, han conseguido institucionalizarse a través del ministerio de igualdad y de las muchísimas asociaciones que se nutren del dinero público. 

Pero lo peor de todo, es que han conseguido implantar en España una ley que rompe la igualdad por razón de sexo y elimina la presunción de inocencia del hombre, la Ley Integral de Violencia de Género. Como reflejamos en nuestra crítica, es una legislación injusta que, además, no ha reducido el número de mujeres muertas a mano de sus parejas porque no estudia las causas reales del asesinato. Se prioriza la ideología y el relato a las propias víctimas, asumiendo que la causa de todos los asesinatos en el ámbito de la pareja se debe al sexo de la víctima, en vez de estudiar otras variables como problemas mentales, emocionales, consumo de sustancias o diferencias culturales del asesino, por ejemplo. 

Como siempre, lo que interesa es promover un relato que divida la sociedad en buenos y malos. Si te atreves a cuestionar o poner en duda la LIVG, independientemente de si lo haces aportando datos y argumentando a favor de las mujeres, parece que eres un enemigo de éstas, y automáticamente pasas a pertenecer al bando de los violadores. 

El feminismo contemporáneo es un movimiento abiertamente totalitario que roza el machismo, ya que establece un dogma, un código de conducta y hasta le dice a las mujeres cómo deben vestirse. Hay pocas cosas más machistas que pensar que las mujeres no son capaces de desempeñar un determinado trabajo por méritos propios y exigir cuotas para que accedan (¿Qué pensarían las míticas sufragistas de las cuotas?).

De todas las formas que existen para denominar el nuevo feminismo radical, ya que ni ellas mismas se aclaran con el nombre, en Políticamente Incorrecto nos parece especialmente acertado por su sentido totalitario, a la vez que irónico, el término feminazismo. Es por ello que hemos querido sacar este modelo.

En nuestra opinión el feminismo radical contemporáneo, que no las mujeres, es el viejo autoritarismo pero con un relato disfrazado de buenismo y lucha contra las injusticias sociales

  • Sigue existiendo un “malo” que justifica todos los actos: el diablo, el sionismo internacional o el capitalismo. Ahora es el heteropatriarcado.
  • Sigue habiendo un dogma, aunque no sea la palabra de Dios, del führer o del secretario general. 
  • Ahora no persiguen al vecino por cuestiones religiosas, raciales o de clase, lo hacen por razón de sexo porque las están matando
  • Igual que la búsqueda de la purificación del alma, el superhombre o el hombre nuevo, ahora es la deconstrucción del hombre pero para reducir la masculinidad tóxica de la sociedad. 
  • También utilizan el control social diciéndonos cómo debemos hablar y cómo debemos comportarnos por nuestro bien. Pero en vez de ser para evitar ir al infierno o para ser un buen patriota o proletario, es para ser más inclusivos y evitar ofender al vecino.
  • Igual que en otros periodos de intolerancia religiosa o ideológica, los ciudadanos se convierten en delatores de sus propios vecinos y tienen el poder de acusarles falsamente sin aportar ninguna prueba. 

Y, como sus primos del siglo pasado, también manejan la propaganda con mucha soltura. Saben que una mentira repetida 1000 veces se convierte en verdad y utilizan la mentira como arma revolucionaria: las matan porque son mujeres.

Distinto dogma, mismo fondo

Tipo

Frontal, Espalda, Tirantes

Sexo

Hombre, Mujer

Color

Blanca, Negra

Tallas

XS, S, M, L, XL, XXL

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.