Quienes somos

Políticamente Incorrecto surge frente a la silenciosa imposición de un discurso único en la sociedad, lo que comúnmente se conoce como “Corrección política”

Esta postura se atribuye la superioridad moral de determinar qué debemos hacer y qué no, qué ideas son aceptables y cuáles no, qué está bien y qué está mal. En definitiva: cómo debemos pensar y actuar.

Este discurso único se ha extendido por diferentes facetas de nuestro día a día, llegando incluso a materializarse en forma de leyes. Dan igual tus argumentos, lo que te hayas informado, leído o los datos que presentes al respecto. En pleno siglo XXI los prejuicios ideológicos están a la orden del día.

El mensaje en muchos sectores de la sociedad es claro: o piensas como nosotros o estás en nuestra contra. O estás de acuerdo con nosotros o eres un fascita, un facha, un misógino, un racista o cualquier otro descalificativo similar.

Políticamente Incorrecto surge de la iniciativa de unos ciudadanos corrientes que ven preocupados cómo la falta de libertad de expresión y las medidas totalitarias van en aumento.

Políticamente Incorrecto somos una marca de ropa que tratamos de expresar ideas y denunciar abusos mediante la moda. Todos nuestros productos reflejan una crítica desde una perspectiva histórica, sociológica, económica y psicológica. Todos tienen detrás un análisis crítico, basado en el estudio de expertos en los diferentes campos que tratamos, pero aplicado a nuestros problemas actuales.

Como hemos señalado anteriormente, somos ciudadanos corrientes. No somos historiadores, sociólogos, economistas o periodistas de prestigio, por eso cuidamos mucho nuestras fuentes. Políticamente Incorrecto está formado por personas con ideas diferentes que ayudan a conformar las críticas finales. Donde referenciamos todos los datos que aportamos y donde podrás encontrar una abundante bibliografía.

En Políticamente Incorrecto hablamos de lo que no se puede hablar, y lo expresamos mediante la moda.

La importancia de las fuentes

En plena era de la desinformación, es habitual encontrar información confusa y contradictoria en la red.

Las páginas web están plagadas de información sin contrastar, de cuestionable rigor o directamente falsas. Páginas en las cuales no se citan ni las fuentes ni los medios donde se ha sacado dicha información. Simplemente una opinión subjetiva, sin datos contrastables, escrita por vete a saber quién y sacada de vete a saber dónde.

Desarrollar el pensamiento crítico y alejarnos de demagogos contemporáneos es uno de nuestros objetivos, es por ello que prestamos especial atención a la lectura y las fuentes.

Nuestra opinión está basada en expertos en diferentes ámbitos (historiadores, economistas, filósofos, sociólogos…) cuyas exposiciones, pese a ser brillantes, habitualmente son tachadas de forma injusta o silenciadas en los medios de comunicación tradicionales por desmontar ideas u opiniones popularmente establecidas.

Autores cuyos estudios e ideas, independientemente de ideologías, merecen la pena ser escuchadas y valoradas. Autores cuyos pensamientos creemos que merecen ser divulgados.

¿Esto quiere decir que nuestras críticas no pueden equivocarse? Claro que no. Nosotros no traemos Verdades Absolutas ni dogmas de ningún tipo. Toda persona puede equivocarse, nuestras fuentes también, pero consideramos que es importante saber qué opinan los expertos de una determinada materia para poder formarte una opinión propia.

Todos los datos y opiniones que ofrecemos están referenciados y se pueden encontrar en la bibliografía de cada una de nuestras críticas.

Desmontamos mitos y tópicos socialmente establecidos basándonos en el estudio y la comparación de diferentes profesionales, que han pasado muchos años estudiando un único tema, y han plasmado sus estudios y conclusiones en libros. De ahí forjamos nuestra opinión.

Políticamente Incorrecto ofrece una interpretación subjetiva de las lecturas de dichos autores. Para un conocimiento más profundo, recomendamos encarecidamente la lectura de los propios autores.

¿Por qué mediante la moda?

Skate Politicanente incorrecto marca

El capitalismo ha traído prosperidad. Pese a no ser un sistema perfecto y con muchas cosas por mejorar, es innegable que la calidad de vida de las personas en la mayoría del planeta ha mejorado de forma extraordinaria en los últimos dos siglos.

Hemos cambiado nuestra forma de relacionarnos, de expresarnos y, en definitiva, la manera de ver el mundo. La sociedad, nos guste o no, ha cambiado a un modelo consumista donde la moda juega un papel fundamental.

En la actualidad, la moda ha desarrollado un papel comunicativo que ha superado en creces a la simple funcionalidad de vestirse. La ropa que llevamos comunica quienes somos, aportando una enorme cantidad de información.Puede indicar nuestro nivel económico, nuestra forma de ver la vida, nuestra personalidad… e incluso nos ayuda a pertenecer a diferentes grupos sociales, simplemente con la forma en la que nos vestimos cada mañana.

En Políticamente Incorrecto utilizamos la moda como forma de crítica social.

Cada diseño representa una denuncia fundamentada en hechos objetivos, no en sentimientos. Críticas sociales que, al menos, merecen ser escuchadas por aquellos que quieran hacerlo.

Cuando las opiniones son censuradas o descalificadas sistemáticamente por un sector de la sociedad que dicta qué es aceptable y qué no. Cuando los abusos y la demagogia de la casta política solo van en aumento. Cuando emergen movimientos liberticidas que imponen su forma de ver el mundo al resto. Cuando el pensamiento único se impone en nuestra sociedad, es el momento de empezar a vestir valores e ideas.