imperio generador vs imperio depredador

 

“HAY UN MOMENTO SUPERIOR EN LA ESPECIE HUMANA: LA ESPAÑA DESDE 1500 A 1700”  HIPÓLITO TAINE

Es habitual escuchar comparaciones entre el imperio español y su expansión por el continente americano con otros imperios como el británico, el francés o el portugués. 

Presentar la gesta del imperio español como sinónimo de lo que hicieron otras potencias contemporáneas es desconocer la propia historia, además de tener importantes problemas de visión. No hay que ser muy avispado para percibir la escasa población de ascendencia originaria que hay en las zonas colonizadas por ingleses.

Sin intención de entrar en detalle sobre la conquista, en este post analizaremos las diferencias entre imperios. La primera consideración que debemos tener en cuenta sobre la Monarquía Hispánica es que fue un imperio generador

Según uno de los grandes filósofos españoles del siglo pasado y padre del materialismo filosófico, Gustavo Bueno, a lo largo de la historia han existido dos tipos de imperios: depredadores y generadores.

¿Qué es un imperio depredador? 

Un imperio depredador es aquél que establece pequeñas unidades políticas en los nuevos territorios a partir de las cuales extrae los recursos o materias primas que necesita sin necesidad de compartir el conocimiento, la tecnología y la cultura, y sin ninguna intención de establecer relaciones ni mezclarse con los habitantes del territorio ocupado. 

De hecho, no sólo no comparte dicho conocimiento, sino que incentiva la brecha entre ambas culturas ya que les sirve como herramienta de opresión. Los asentamientos de los imperios depredadores permanecen aislados de la población originaria, se rigen por leyes, normas y derechos distintos y suelen ser asentamientos de tipo militar (centrados únicamente en extraer recursos) o familiar (con intención de ocupar el territorio con los mismos núcleos familiares del país de origen). Ejemplos de imperios depredadores han sido el inglés, el francés, el holandés y el portugués, entre otros.

Los imperios generadores  

Por otro lado, un imperio generador es aquel que comparte su conocimiento, tecnología, cultura y desarrollo con los pueblos conquistados, ya que la principal característica de los imperios generadores es el mestizaje: que se mezclan con aquellas culturas que van absorbiendo

Los imperios generadores no se establecen en pequeñas fortificaciones aisladas a partir de las cuales se expanden o expolian, sino que conviven en las ciudades con los propios pueblos originarios, en los que invierten grandes cantidades de recursos (capital, conocimiento y trabajo) para crear infraestructuras que mejoren la vida de todos (caminos, hospitales, universidades…). Otro signo distintivo de muchos imperios generadores es que las leyes y derechos son iguales para todos, ya que los territorios conquistados pasan a ser parte del imperio y sus habitantes, por tanto, son súbditos del imperio con pleno derecho.

Cuando nos referimos a pleno derecho evidentemente estamos hablando desde un marco teórico, ya que en la práctica no siempre se aseguraron estos derechos. La diferencia que señalamos en este punto radica en las intenciones, la legislación y los mecanismos que los propios emperadores establecen para evitar los abusos, que lógicamente puede diferir de su aplicación práctica. Como ejemplos de imperios generadores podemos encontrar el imperio de Alejandro Magno, el Imperio Romano, el de Carlomagno y el Imperio Español.

El imperio español como imperio generador 

Leyenda negra típico tópicoAprovechamos para realizar un pequeño inciso respecto a la expansión y organización la Monarquía Hispánica el cual se fue ampliando a base de crear virreinatos, no colonias. Volveremos a esto más adelante, simplemente queremos señalar que hablar de la colonización española durante el periodo de los Austrias es completamente falso, ya que la organización de los territorios conquistados por el imperio español se hacía mediante virreinatos gobernados por virreyes -no colonias-, los cuales se consideraban tan parte del imperio como podía ser cualquier parte de Castilla y los habitantes de dichos territorios, con los que nos mezclamos, gozaban de los mismos derechos que cualquier castellano. Hablar de colonización española desde el siglo XVI y pretender comparar la expansión española con cualquiera de las potencias contemporáneos o posteriores es asumir la leyenda negra.

Y para terminar, retomamos el elemento diferenciador más característico entre los imperios generadores y depredadores: el mestizaje.

Como habían ordenado los Reyes Católicos -y muy especialmente Isabel antes de morir- se debía favorecer y fomentar los matrimonios mixtos con los indígenas. Para los Reyes Católicos, los indios que abrazaran la fe católica eran tan súbditos de Castilla como cualquier vasallo ibérico, por lo que el matrimonio era una excelente forma de convertir a los indios y entrelazar ambas culturas.

Así pues, una vez terminadas las conquistas, los conquistadores se casaban con las hijas de los nobles indígenas, como sucedió por ejemplo con las hijas de Moctezuma.

 

Resumiendo lo expuesto arriba, si bien es verdad que a partir de la llegada y consolidación de los borbones se sustituyeron los virreinatos por colonias, por mucho que los leyendanegristas se esfuercen en equiparar la Monarquía hispánica con imperios depredadores como el británico, el francés o el holandés, cuando los analizamos de cerca no tienen nada que ver. No se parecen ni en la estructura organizativa, ni en términos legislativos, ni en la inversión en la zona conquistada, ni en el trato con los propios indígenas, ni en prácticamente nada. Pero bueno, al fin y a la postre, la técnica del chivo expiatorio siempre ha resultado efectiva.

Como última contextualización sobre la España imperial, antes de comenzar a ver cómo se creó la misma, debemos señalar que el imperio español del siglo XVIII, con la mayor penetración en Norteamérica y las nuevas exploraciones en Alaska y el Pacífico, llegó a ser el cuarto imperio más grande de la historia en cuanto a extensión territorial se refiere, con un total de 20 millones de km², sólo superado por el británico (31 millones de km²), el mongol (24 millones de km²) y el ruso (23 millones de km²).

 

La ideología invisible de Javier Benegas

¿Te gustan los libros de crítica social? ¿Y los libros disidentes contra la corrección política?

¡Ya sabíamos que sí! Por eso te traemos La ideología invisible: Claves del totalitarismo que infecta a las sociedades occidentales, de Javier Benegas.

 

“Estas personas, hartas de reproches morales, han reaccionado contra el statu quo y, sobre todo, contra la Corrección Política, que no es una verdad revelada, como se pretende hacer creer, sino una opinión discutible e incompatible con la lógica y los principios de igualdad de derechos que forjaron el Occidente Moderno.” Javier Benegas. La ideología invisible, 183

Sobre Javier Benegas

Empezaremos dando unas breves pinceladas sobre el autor. Javier Benegas (1965)  es publicista, escritor y editor español precursor del llamado “periodismo lento”, corriente que defiende los valores periodísticos tradicionales mediante productos relevantes y rigurosos, en contraposición a la velocidad y la urgencia de la era digital. Es cofundador del diario digital Vozpópuli , del que fue jefe de opinión, y en la actualidad dirige el diario de análisis y opinión Disidentia, del que también fue fundador. Es conocido en las redes sociales por su activismo en defensa de la libertad y los valores de la civilización occidental.

 

sobre “La ideología Invisible”

Javier Benegas La ideología invisibleEn  la obra que nos ocupa, “La Ideología Invisible” (2020), el autor se aleja del discurso mayoritario y casi único y nos ofrece una crítica sobre la totalitaria corrección política.

Por si el título no fuese suficientemente revelador, además de abordar los dogmas contemporáneos sobre el feminismo radical, el calentamiento global y el constante aumento del poder del Estado; también trata el proceso psicológico de la manipulación de masas que nos ha traído hasta la situación que vivimos actualmente. Lo que el autor denomina “transformación”.

Javier Benegas se ha molestado en estudiar cada uno de los acontecimientos que nos han conducido a la situación actual, para luego intentar entender cada una de las ramificaciones del discurso oficial. Y su gran mérito es que no cae en los tópicos del ataque a lo políticamente correcto, por lo que su lectura aporta muchos argumentos de peso para sostener su tesis.

Otro punto que consideramos especialmente interesante es la visión de Benegas sobre la casta política y el retorno a la sociedad estamental. Cómo vamos cediendo libertades a la casta dominante sin ni siquiera pelear. También tiene un episodio final más halagüeño, donde comparte algunas ideas sobre cómo cree que debe montarse la disidencia.

En nuestra opinión,  “La Ideología Invisible” es un libro imprescindible para quien, joven o mayor, decida ir más allá de la espuma de la noticia y comprender qué está pasando.

 

Para terminar, simplemente queremos decirte que si te han gustado nuestras críticas, te encantará La ideología invisible. Uno de esos libros tan críticos como necesarios en los tiempos que corren.

“Así pues, nos enfrentamos a un nuevo y temible totalitarismo, una ideología invisible, líquida y polimórfica que desborda las tradicionales fronteras ideológicas. Un monstruo con vida propia que apela a las emociones y no a la razón, a las ensoñaciones y no a la realidad, que promete proporcionar aquello que cada uno desee, aunque sea una identidad imposible. Incrustado dentro del propio poder, compra voluntades, proporciona prebendas a quienes son sus cómplices… y castiga con la muerte civil a quienes lo desafían.” Javier Benegas. La ideología invisible, 22

 

escanea mi pasaporte

 

“Los tiranos, cuanto más pillan, más exigen, cuanto más arruinan y destruyen, más se les da, más se les sirve, tanto más se fortifican y se hacen siempre más fuertes y vigorosos para aniquilar y destruirlo todo. Pero si nada se les da, si no se les obedece, sin combatir, sin golpear, se quedan desnudos y son derrotados, y ya no son nada, como las ramas que se secan y mueren cuando la raíz se queda sin humores o alimentos.” Étienne de la Boétie

 

El peligro de deificar la democracia 

 

El convulso siglo XX, con el auge de Estados gigantescos liderados por megalómanos con ideas mesiánicas, llevó a que en buena parte del mundo se establecieran regímenes que fulminaron las libertades individuales en pro de “El bien común”

El enfrentamiento cultural de la Guerra fría puso el foco en los diferentes sistemas de gobierno, endiosando un modelo y demonizando el otro, dependiendo de la propaganda. Resultando que hoy en día hemos endiosado al sistema democrático, siendo tremendamente escasas las personas que lo critican. El problema de divinizar, ya sean personas, ideas o en este caso sistemas de gobierno, es que aniquila el pensamiento crítico y nos expone a los peligros de ver sólo una parte de la moneda. 

Sin intención de exponer las deficiencias de la democracia, que no es perfecta, en este artículo trataremos de analizar algunos de los rasgos liberticidas que hemos podido ver durante los últimos tiempos, apoyándonos en lo que se conoce como “democracia autoritaria”. 

Puede que a muchos el concepto de democracia autoritaria os pueda resultar un oxímoron, y podría ser así, tampoco nos compete explicar el origen etimológico de la palabra. Lo que nos interesa es señalar cómo la democracia puede derivar en un sistema autoritario y reflexionar sobre cómo debería responder el individuo. ¿Deberíamos acatar y aceptar leyes tiránicas o desobedecerlas? 

 

La tiranía de la mayoría

 

Políticamente Incorrecto plutarcoUno de los argumentos más utilizados en contra de la democracia es el supuesto de que la mayoría decida tomar medidas que aplasten a las minorías. 

No es una tesis novedosa. En la Antigua Grecia ya advirtieron de los problemas derivados de la ignorancia del pueblo en un sistema en el que él mismo es el que toma las decisiones, y cómo ése es el caldo de cultivo perfecto para el auge de los demagogos . Tal es así, que los propios griegos ya denominaron a esta forma de degeneración democrática como “oclocracia”. Antes de rematar con los apuntes etimológicos, es de justicia señalar la reciente definición que ha acuñado Jano García al sistema que tenemos hoy día en España: “alogocracia”, el gobierno de los desprovistos de razón y lógica. 

Lamentablemente la historia nos deja no pocos ejemplos en los que la mayoría ha aplastado a las minorías, como las leyes de segregación racial en EEUU, en Sudáfrica o durante el III Reich. En todos estos casos, la mayoría, legitimada democráticamente por el número de individuos a favor, se atribuyó una serie de privilegios y discriminó a las minorías por cuestiones raciales.

 

 

Democracia liberal convertida en autoritaria

 

Conocedores de que el poder tiende a la tiranía, diferentes ramificaciones del liberalismo establecieron sistemas de pesos y contrapesos al poder político. Una clara y marcada separación de poderes es fundamental para que, independientemente de que lleguen personas con tendencias totalitarias al poder, no puedan establecer una tiranía. 

Durante el siglo pasado vimos algunos ejemplos de cómo tiranos especialmente hábiles, consiguieron subvertir sistemas democráticos atribuyendo al poder Ejecutivo facultades del Legislativo. En este aspecto podríamos considerar a Carl Smith, jurista nazi por excelencia, como uno de los grandes ejemplos de convertir una democracia en un sistema autoritario. Otro ejemplo más reciente lo encontramos en la Venezuela de Hugo Chávez, que asesorado desde Valencia por la Fundación Ceps, adaptó la estrategia nazi a sus “leyes habilitantes” para conseguir el mismo objetivo. 

 

Nuestras “democracias” contemporáneas:

 

Políticamente Incorrecto democracia cuento con tu votoPolíticamente Incorrecto democracia cuento con tu votoEntrando en el tema central de esta opinión, no hace falta ser jurista para darse cuenta de que las “democracias modernas” distan mucho del modelo griego original. Que la separación de poderes y el control político por parte del pueblo brilla por su ausencia en todos los regímenes occidentales que dicen ser democráticos, salvo un par de excepciones contadas, también es evidente. 

Tampoco existe un sistema de representación directa, los partidos políticos son financiados por el Estado, los líderes de estos  partidos son los que confeccionan las listas de diputados y a los cuales éstos deben pleitesía… Y entre muchas otras cosas que analizamos en la crítica a la democracia, se da la grotesca situación de que cuatro personas acaban vendiendo a sus votantes, subiendo los impuestos, distribuyendo arbitrariamente lo que roban al pueblo y decidiendo el futuro del resto de personas en base a sus intereses personales. Pero eso sí, que nadie se atreva a cuestionar que vivimos en un sistema donde el pueblo tiene el poder

El doctor Lorenzo Meyer, historiador y analista político mejicano, escribió un libro de crítica social llamado: “Nuestra tragedia persistente: La democracia autoritaria en México”. El Dr. Meyer utiliza este término para denominar el sistema mejicano señalando que la democracia autoritaria mexicana consiste en un régimen híbrido, mezcla del viejo autoritarismo, con ciertos rasgos de democracia. 

Al margen de las diferencias que puedan encontrarse entre México y otros países occidentales, podemos observar este sistema híbrido en muchos otros países. Un sistema híbrido legitimado por el voto de la ciudadanía, aunque en la práctica es el Gobierno el que toma las decisiones e impone leyes al pueblo sin consultar a este.

 

Los nuevos aspirantes a tiranos: los políticos autoritarios

 

camiseta escanear mi pasaporteEl concepto de político autoritario hace referencia a esos políticos que exceden sus competencias en busca de poder y actúan de manera arbitraria, actuando como tiranos y recortando las libertades de sus ciudadanos cuando les interesa.

Este concepto no le resultará ajeno a ninguna persona que haya vivido en España durante los últimos años con Pedro Sanchez como Presidente. Entre sus máximos logros, encontramos que ostenta el récord de mandatos imperativos por decretos de ley en democracia, que ha intentado reducir aún más la poca independencia judicial que queda en España, que ha vulnerado las libertades fundamentales de todos los ciudadanos de manera inconstitucional dos veces seguidas o que ha cerrado el Parlamento durante dos meses, también de manera ilegal. Sea como fuere, en este caso señalaremos el reciente caso de los camioneros canadienses y Justin Troudeau, Presidente de Canadá.

Trudeau llegó a congelar las cuentas corrientes personales de los manifestantes en la marcha por la libertad. Es decir, de la misma forma que Díaz Canel aplastó y encerró a aquellos que pacíficamente se manifestaban contra sus medidas haciendo uso del monopolio de la violencia manu militari; Justin Troudeau, presidente electo de una democracia asentada como la canadiense, también utiliza el monopolio de la violencia estatal para reprimir abiertamente a todos aquellos que no están de acuerdo con sus ideas. En este caso medidas abiertamente liberticidas y totalitarias, como establecer un pasaporte sanitario y obligar a los ciudadanos a vacunarse con un medicamento experimental en contra de sus intereses. 

Exactamente igual que en otras épocas, el miedo y la consecuente necesidad de seguridad se va apoderando de nuestra sociedad. Emergen los nuevos mesías con viejas promesas de una vida feliz y segura, a cambio de algunos sacrificios “dolorosos pero necesarios”. Promesas que siempre se han pagado con la misma divisa: la libertad. 

 

¿Piensa el lector que los individuos del siglo XXI somos más inteligentes, hemos aprendido de las lecciones pasadas y desobedeceremos a la tiranía?

temas tabú

Los temas tabú, por ser prohibidos, son algo de los que nos gusta hablar. Y es que, si bien pecamos de no entender las normas, hay una ley por encima de lo humano y lo divino que todos tenemos asimilada y es esa que dice que, mientras más oculto, misterioso y truculento, más placenteros son sus comentarios, elucubraciones y disertaciones; cuanto más enrevesadas y más alimentadoras de obscuras leyendas con la carnaza gourmet de las lenguas más suspicaces, mucho mejor.

Los temas tabú están porque dejamos que estén. Y dejamos que estén porque, en un mundo de imperativos al más puro estilo kantianos, adoramos hablar de ellos para poder ir contra ellos y romperlos, sea con el más puro ataque léxico hasta con actos manifestativos, personales o masivos, de patio de colegio o capaces de arrastrar a colectivos y masas sedientas de reivindicación.

Los temas tabúes ya no lo son por su significado, aunque ¿sabemos realmente lo que es un tabú? Quizá deberíamos empezar por definir el concepto de esta palabra.

¿De dónde viene la palabra tabú?

“Tabú” viene del samoano “tapu”, que significa “prohibición”. Es algo que, por su naturaleza peligrosa y sobrenatural, indómita, no se debe pronunciar. Y, de hacerlo, se obtiene un castigo como condena que, en sus orígenes más ancestrales, era físico.

Puede tratarse de una palabra, pero también un animal al que se debe respeto, una planta o una fuerza natural o astro, como la lluvia, el Sol o la Luna. En estos casos, solía representarse físicamente con un tótem, esos emblemáticos monolitos verticales tallados en madera o piedra con diseños y formas a cada cual más sorprendente y única. El concepto representado por el tótem no debía ser ni siquiera mencionado, estaba prohibido: si era un animal, no debía ser cazado, no debía comerse su carne; si era una planta, no debía dañarse, sesgarse, cortarse; si el tótem representaba a un clan o a un antepasado, las relaciones entre sus miembros o entre sus descendientes debían ser puras y sagradas.

Tótem y tabú y para Sigmund Freud

"antes de que te diagnostiques con depresión o baja autoestima, primero asegúrate de no estar rodeado de idiotas." Sigmund freudEl psicoanalista Freud ahondaría más en su teoría sobre el tabú y el tótem, llevándolo al terreno de la sexualidad, y construyendo su famosa hipótesis sobre el totemismo y la exogamia.

Según Freud, donde hay una prohibición, hay un deseo. Dicho de otro modo, el tabú es la represión, materializada en el tótem que funciona como muro de las lamentaciones más profundas de los seres humanos y, según el autor, inherentes a ellos, como el asesinato o el incesto.

El deseo y el temor se mezclan en forma de súplica, alivio de la culpa y veneración. El tabú es igual de seductor como respetable, igual de venerado como deseoso de infringir. Es la dualidad de la psiquis humana, el conflicto del querer y el deber constante y de un trasfondo obsesivo-compulsivo.

Lejos de reflexiones psicoanalíticas, lo cierto es que no es extravagante afirmar que en la actualidad seguimos conservando ese instinto primitivo que hace que nos dé miedo pronunciar palabras, hacer determinados actos o pensar de cierto modo por miedo a sufrir las consecuencias, no tanto físicas, como en sus orígenes, sino las que desembocan en la marginalidad de una sociedad que castiga con la indiferencia e incluso el rechazo a las mentes discordantes.

Y este es uno de los principales objetivos que vemos en las sociedades de hoy: utilizar estos mecanismos como forma de manipulación y control social.

El pensamiento único y sus dogmas

Muchos de los tabúes actuales se basan en prejuicios sociales; otros, en valores morales y, algunos, en supersticiones. Sin ser el tema que nos ocupa, el pensamiento único que se intenta instalar hoy en día establece un conjunto de dogmas que resultan ser incuestionables. No solo eso, cualquier opinión alternativa es menospreciada, silenciada y censurada.

La corrección política sabe cómo utilizar estas técnicas. Haciendo un gran uso de los temas tabú, el proceso de ingeniería social contemporáneo estigmatiza cualquier opinión contraria al discurso oficial. Cualquier persona que hoy en día cuestione el cambio climático, la ideología de género o la democracia, por citar algunos ejemplos, se arriesgará a ser señalado y “corregido” por cualquier persona es posesión de la verdad. Porque si algo ofrece el pensamiento único, es La Verdad incuestionable. No pienses, no razones, no discrepes.

temas tabú y la cultura

Pero todos tienen una característica común: desde el prisma del que lo miramos, pueden parecernos la prohibición más pavorosa o provocarnos una indiferencia absoluta. Cuestión cultural. Hay muchos temas que son prohibidos en ciertas partes del mundo y en otras no.

Esta enumeración de algunos de los temas tabúes que conviven en la sociedad actual es una prueba fehaciente de ello:

  • El sexo y la diversidad sexual.
  • Hablar de canibalismo.
  • La muerte.
  • Las enfermedades.
  • El modo de vestir.
  • Las drogas
  • La política y la religión.
  • El aborto.

Intenta que un judío hable de un cerdo o que una mujer opine sobre su vestimenta en el Medio Oriente. Pregunta a una joven japonesa sobre la masturbación. La contaminación, las ideas perversas, el miedo siguen siendo parte de una cultura en la que nuestra libertad de expresión se sigue midiendo con el rasero del eufemismo.

Seguiremos usando palabras políticamente correctas que, como inyecciones de bótox, taparán otras más crueles o directas, con tal de respetar al tótem, temido y adorado, ante el que nos postramos con vehemencia pidiendo perdón si calumniamos, deseosos de calumniarlas. Tabú o no tabú, esa es la cuestión…

el poder pedro balos
El fin justifica los medios

¿Quién te viene a la cabeza?

¿Y si te dijera que Maquiavelo nunca pronunció esa frase?

 

En la reseña de hoy volvemos a recomendar uno de los autores más referenciados en Políticamente Incorrecto: el coronel Pedro Baños. En este caso os traemos su libro más reciente “El poder: Un estratega lee a Maquiavelo”.

Como sagazmente habrás podido adivinar, el libro trata de la lectura e interpretación que el coronel hace de “El príncipe” (1532), uno de los libros de teoría política más importantes de la historia. Extrayendo fragmentos de Maquiavelo y analizándolos a través de diálogos, Pedro Baños muestra hasta qué punto las reflexiones del diplomático veneciano siguen vigentes casi medio milenio después. Porque más que consejos sobre cómo debería gobernar el príncipe, Maquiavelo profundiza en la naturaleza del ser humano: sus miedos y sus motivaciones.

El poder, la valentía, la prudencia, la traición, la fuerza, las alianzas, el rencor, la venganza… Maquiavelo profundiza en todas las cualidades, los conocimientos y la sangre fría que debe tener el príncipe. Una guía de recomendaciones para una época concreta que el coronel Pedro Baños selecciona y adapta a los tiempos de hoy.

 

Contextualización de El Príncipe

 

“El príncipe no debe hacerse tan temido que deje de parecer amable y provoque el aborrecimiento, pero es difícil encontrar un buen término medio y mantenerlo.” El príncipe, Capítulo XVII

Cuando leemos libros de épocas anteriores es importante entender el contexto del autor: siglo en el que escribió la obra, lugar, contexto geopolítico, estructura social, religión, costumbres y valores de la época… de lo contrario, corremos el riesgo de analizarlo con los estándares morales e intelectuales del siglo XXI y caer en las garras de lo que se conoce como presentismo. Esa corriente tan ignorante como políticamente correcta que juzga la historia con los criterios de hoy, por lo que evidentemente todo debe ser cancelado.

En el caso concreto que nos ocupa, El Poder, el coronel Baños aclara la importancia de conocer el contexto Nicolás Maquiavelo: a quién está dirigida la obra, por qué, quién era Maquiavelo, cómo era la situación de la península itálica de entonces… sin ánimo de dar más detalles de los necesarios, únicamente mencionaremos la diferencia con su contexto político.

Nicolás Maquiavelo fundamenta El príncipe en sus amplios estudios sobre imperios, monarcas, conquistas o formas de gobierno concretas, los cuales analiza y extrae patrones que puedan ser normas de conducta para príncipes. Hasta el siglo XVI se habían ensayado principalmente tres formas de gobierno: el gobierno de uno (dictaduras o monarquías), el gobierno de unos pocos (aristocrático) y el gobierno de los hombres (popular). Además, imperaban sistemas de castas donde el destino de las personas venía regido por la cuna. Es por todo ello que Maquiavelo se refiere en su obra a los príncipes. Pero…

 

¿Quién es “El príncipe” en el siglo XXI?

 

“La prueba de fuego de un aliado es cuando hace suyo tu conflicto y actúa con más vehemencia que tú mismo.” El poder. Aliados, amigos y enemigos. 129

 

En El poder, Pedro Baños argumenta que el príncipe moderno sería la figura del líder, ya sea de un movimiento social, político, empresarial, religioso… Personas con carisma y valentía a las que seguir por decisión propia. Personas con la capacidad de coordinar y movilizar a las masas para conseguir objetivos concretos.

Seleccionando capítulos de la obra de Maquiavelo y con referencias a otros autores como Baltasar Gracián, Cardenal Mazarino o Gregorio Marañón, el coronel Baños ofrece reflexiones muy interesantes sobre multitud de temas para cualquier líder moderno: la visión del líder, conquistar el poder y mantenerlo, temor amor y respeto, astucia y conocimiento… Todo ello sumado a las habituales puntualizaciones sobre geopolítica, historia, manipulación de masas o avances tecnológicos.

Si ya de por sí “El príncipe” es un libro de obligada lectura para todas aquellas personas interesadas la manipulación como forma de alcanzar y conservar el poder -o lo que es lo mismo, en la política-, la contextualización y la adaptación al presente por parte de la persona que fue Jefe de Contrainteligencia y Seguridad del Cuerpo de Ejército Europeo, entre muchas otras cosas, lo hace todavía más interesante.

 

“El problema surge cuando este entretenimiento se convierte en pura distracción, con el objetivo de mantener al pueblo al margen de la realidad social y política en la que vive, de manera que le permita al líder hacer y deshacer a su antojo,, ocultando a sus súbditos la realidad en la que están inmersos, para conseguir no solo su pasividad, sino evitar a toda costa cualquier discrepancia.” El poder. Manipulación, 1084

 

Web del autor: https://geoestratego.com/

Twitter: @geoestratego

Libro: https://www.casadellibro.com/libro-el-poder/9788412473919/12778084

 

La verdad se defiende por si sola. solo la mentira necesita financiacion estatal". Antonio Escohotado

Antonio Escohotado Espinosa es uno de los sabios con mayor impacto en las últimas décadas. Su experiencia como traductor y sus amplios estudios sobre filosofía, historia, filología, sociología, derecho y economía que ha plasmado en sus diferentes obras, le ha llevado a ser uno de los autores de habla hispana más conocidos del siglo XXI.

Y es que la heterodoxia, la rebeldía y la versatilidad son algunos de los rasgos más característicos de Antonio Escohotado como escritor. Desde la traducción de obras de Hegel, Hobbes o Newton, hasta la escritura de libros que prácticamente abarcan toda la historia occidental (Los enemigos del comercio), libros donde aborda el erotismo y el sexo (Retrato del libertino o Rameras y esposas), sobre la democracia y la casta política (El espíritu de la comedia) e incluso sobre drogas (Historia general de las drogas). 

Dada la notoriedad del autor, cualquiera que busque en Google encontrará un sinfín de citas, muchas veces repetidas. Consideramos interesante aportar reflexiones nuevas, o mejor dicho menos conocidas, de algunos de sus libros menos famosos. Sorprende ver cómo muchas de sus reflexiones, elaboradas hace décadas, pueden encajar tan bien en nuestro presente

 

Recopilatorio de citas menos conocidas de Antonio Escohotado:

“El espíritu de la comedia”

Sobre “El espíritu de la comedia”, obra en la que trata el papel de la propaganda, el Estado y la casta política dentro del sistema democrático:

“Añorados en otro tiempo como antídoto a la tiranía, los partidos con alguna opción al gobierno son hoy sanguijuelas que saquean el bolsillo del contribuyente con una audacia desconocida hasta para las viejas cortes monárquicas.” El espíritu de la comedia, 37

“Ahora no es preciso comprar los votos del electorado dispuesto a ello, o quemar los colegios donde una candidatura pierda; basta disponer de fondos para saturar con embustes y deformaciones los “informativos” de cada día.” El espíritu de la comedia, 114

“Un híbrido de propaganda y financiación le ha tomado la medida al sistema parlamentario” 116

“Aún brilla por su ausencia una forma de evitar que el Gobierno se confunda con el Estado, esa persona no natural sino jurídica a quien incumbe el monopolio de la violencia legítima” 136

 

Sesenta semanas en el trópico

El libro “Sesenta semanas en el trópico”, diario personal donde narra su año de excedencia en Tailandia, con periodos en Vietnam, Birmania y Singapur, a la par que estudia las causas de la riqueza. Políticamente Incorrecto antonio escohotado la emboscadura mundo

“Sed audaces sin preconizar incoherencias, afanaos en cualquier revolución que no sea regresiva, y confiad en la libertad como cauce primario para mejorar nuestra suerte. Mucho mejor que confiaros a tutelas, delegando vuestra responsabilidad en timoneles mesiánicos, defended unas reglas de juego que recorten la coacción y amplíen la autonomía” pág 65, una reflexión para los jóvenes.

“Es el mundo sin distancia, instantáneo, que tanto frustra a quienes derivan su poder de fronteras, aduanas, salvoconductos, secretos y “corrección política”” pág. 159. Sobre internet, nótese que la observación data del mes de diciembre del año 2000

“A diferencia de bienes como vida o hacienda, la verdad se defiende sola, siendo un adversario siempre suficiente del error, y me atrevo a sugerir que otra cosa podría ser rebajarla a opinión arbitraria” pág 178

“La democracia se torna demagógica tan pronto como olvida los límites del poder público. (…)Sin esos límites el gobierno retrocede hacia alguna forma de simplismo mandobediente, que redime de responsabilidad individual y por eso mismo de libertad” pág. 184

“Con LSD y hongos psilocibios había sentido gratitud, pero a gratitud añade la ayahuasca sociabilidad. A falta de mejor nombre lo llamaré talento republicano.” Pág, 313

 

Frente al miedo

Frente al miedo es una recopilación de los mejores ensayos, artículos, conferencias y entrevistas de Antonio Escohotado desde  1967. 

“Evitad la fuente primaria del dolor, decía Epicuro, desconfiando de quienes venden paraísos futuros, pues chantajean al insensato con una perspectiva de purgatorios e infiernos, coetáneos o posteriores a la muerte” pág. 102;  Cuando el miedo es libre.

“Los magistrados se nombran por negociación entre los partidos dominantes, y la llamada disciplina de voto funciona para senadores y diputados como un par de buenas esposas, cuya llave se custodia en la ejecutiva de cada partido.” Pág. 295; Reformar las leyes

“Curiosamente, el discurso victimista opera como propaganda -aunque sea involuntaria- de lo denostado, atribuyendo a la especulación una capacidad de generar superbeneficios libre de riesgo por sí misma, o para sus clientes” pág. 359; Seguridades y apuestas.

“Por eso es conveniente distinguir las convicciones no solo por su contenido, sino por su naturaleza. Las que no exigen conformidad ajena prueban ser sólidas, y merecen el nombre de tales. Las que exigen conformidad ajena tienen muy poco de convicción y mucho de reverencia.” Pág. 446. Convicción y reverencia. 

 

Camisetas con frases de antonino escohotado 

Además de todas las anteriores citas, en Políticamente Incorrecto nos enorgullecemos de colaborar con La Emboscadura, editorial oficial de Antonio Escohotado, para la difusión de su pensamiento en forma de camisetas. 

A continuación os presentamos las diferentes citas de Escohotado plasmadas en camisetas de Políticamente Incorrecto

“El comunismo científico tiene la increíble insolencia de querer crear el paraíso en la Tierra. (…)Consiguiendo la forma más parecida jamás ensayada al infierno”

“Vive, deja vivir y afánate en prestar servicios útiles”

“Hay personas que quizá no han descubierto todavía la alegría de cambiar de idea”

“El mundo progresa cuando los políticos duermen”

George Orwell libros

George Orwell (Motihari, India, 1903 – Londres, 1950), cuyo verdadero nombre fue Eric Blair, es uno de los autores más referenciados en Políticamente Incorrecto. Referenciamos sus libros tanto a lo largo de las críticas como a la manipulación de masas en el siglo XXI, hasta como diseño en nuestras camisetas de crítica social

Consideramos a Erick Blair como uno de los escritores más importantes del siglo pasado y a su obra como un pilar fundamental para desarrollar una actitud crítica y rebelde frente a cualquier forma de autoritarismo. Individuos que entiendan de la importancia de limitar el poder y que adviertan cualquier limitación a las libertades individuales. 

Si por algo se han caracterizado los libros de George Orwell es por su denuncia a los totalitarismos. Esa forma de gobierno, heredada de la Revolución Francesa y que tan de moda estuvo el siglo pasado, donde el Estado abarcaba todas las facetas de la sociedad. Incluida la vida privada de los ciudadanos. 

Sin más dilación, os presentamos nuestra selección de los cuatro mejores libros de George Orwell

Los mejores libros de George Orwell: 

 

Homenaje a Cataluña (1938):

“Hay ocasiones en que resulta más provechoso luchar y salir derrotado que no ofrecer resistencia alguna.”

Eric Blair fue uno de los muchos extranjeros de las Brigadas Internacionales que vinieron a combatir al fascismo durante la guerra civil española. Tal y cómo la prensa internacional afirmaba, el fondo de la guerra en España era un enfrentamiento entre fascismo y democracia.

Además de sus  labores como corresponsal de guerra, el joven escritor se alistó en las milicias del POUM, donde luchó en el frente de Aragón y participó en los sucesos de Mayo de 1937. Durante este tiempo Orwell era un socialista convencido, simpatizante con las ideas de Moscú.

Tras no muchos meses de contienda, Blair tuvo que huir precipitadamente de España porque el servicio secreto de Stalin estaba purgando trotskistas, entre los que se encontraban su camaradas del POUM y él. Por si fuera poco, un fascista le obsequió con un souvenir de su estancia en la Península Ibérica: un tiro en el cuello que le condicionan el habla para siempre. 

Pese a todo lo anterior, Eric Blair no centró sus escritos posteriores en estos episodios. Si hay un tema que criticase con especial vehemencia de su estancia en España, fue la actuación de los medios de comunicación y la propaganda de guerra

Homenaje a Cataluña es un libro imprescindible para entender la figura de George Orwell y un relato de primera mano sobre las atrocidades y las mentiras de la guerra en general, y de la Guerra Civil española en particular.

 

Opresión y resistencia: Escritos contra el totalitarismo 1937-1949

“Una sociedad totalitaria que consiguiera perpetuarse a sí misma probablemente acabaría instaurando un sistema de pensamiento esquizofrénico, en el que las leyes del sentido común sirviesen para la vida diaria y para ciertas ciencias exactas, pero pudieran ser pasadas por alto por el político, el historiador y el sociólogo.”

“Opresión y resistencia” es una recopilación de los diferentes artículos que Orwell fue escribiendo entre 1937-1949, tras su vuelta de España y durante la segunda guerra mundial. 

Se trata de un periodo muy convulso donde los totalitarismos se han consolidado y prácticamente todos se han quitado las caretas. Los artículos tratan principalmente sobre política, ideología, literatura y crítica social y, como todos libros de Orwell, el lector muchas veces siente que está leyendo una obra contemporánea. 

El libro abarca muchas de las inquietudes típicas de las décadas de los años 30 y 40: auge de los nacionalismos, el fascismo, la figura de Hitler, las purgas de Moscú, la guerra civil española, la ceguera voluntaria de buena parte de la intelectualidad europea frente a las matanzas comunistas, el antisemitismo, la cuestión de las colonias, la censura, la libertad de prensa, el peligro de una guerra atómica… incluso hay un par de esbozos de lo que posteriormente sería Rebelión en la granja y 1984

Siempre es interesante leer las impresiones de aquellos que vivieron durante la segunda guerra mundial y lo cerca que estuvo Europa de convertirse en una granja nazi o en un gulag soviético. Esto último sí que consiguió materializarse en Europa del Este.

Aunque es un autor crítico que nunca le ha importado ir en contra de las opiniones de la mayoría, resulta especialmente interesante ver cómo el autor va cambiando de ideas con el paso de los años (en este caso artículos). Sin duda alguna, “Opresión y resistencia. Escritos contra el totalitarismo” es un libro muy recomendable de George Orwell. 

 

Rebelión en la granja (1945)

“Ningún animal en Inglaterra es libre. En la vida de un animal no hay más que desgracia y esclavitud: esa es la pura verdad.”

George Orwell Rebelion en la granjaRebelión en la granja de George Orwell es un clásico de la literatura contemporánea, pero no por ello menos importante. 

Para entender el contexto de la obra, Eric Blair escribe esta novela en un periodo donde se empezaba a atisbar las atrocidades cometidas por los bolcheviques en la URSS, pero muy pocos se atrevían a denunciar los sucesos y a su principal responsable. Motivo por el cual esta novela sufrió una férrea censura.

Rebelión en la granja es una novela excepcional contra el abuso de poder y cómo la corrupción puede envenenar hasta las mejores revoluciones. Tomando como referencia la mal llamada Revolución Rusa de 1917, el autor va explicando los motivos que suscitan las revoluciones, sus líderes, el desarrollo de los mismos, la demagogia, la mentira, la manipulación, la búsqueda del control y del poder… Todo esto ambientado en una granja con diferentes animales donde los cerdos ostentan el poder.

Si tuviéramos que destacar un punto concreto de la obra, sería la capacidad descriptiva del autor para seguir, con todo lujo de detalles, la degeneración de este tipo de  procesos revolucionarios. Desde los jacobinos hasta el feminismo radical contemporáneo, pasando por los mencionados bolcheviques, todos estos acontecimientos emergieron con reivindicaciones legítimas frente a situaciones injustas para, poco a poco, ser secuestrados por demagogos que pudren la causa. Personas que se autoproclaman representantes de un determinado colectivo y degeneran la lucha en favor de sus intereses personales. Muchas veces con millones de vidas de por medio. 

Es un libro sencillo y ameno de leer, donde el autor sintetiza de manera magistral el abuso de poder, la supresión de las libertades y la consolidación del totalitarismo.

 

1984 de George Orwell

LA GUERRA ES LA PAZ
LA LIBERTAD ES LA ESCLAVITUD
LA IGNORANCIA ES LA FUERZA

1984 es el libro más conocido de George Orwell y probablemente la novela más famosa dentro del género distópico, por delante de grandes obras de la literatura como Un mundo feliz, Fahrenheit 451 o Nosotros. 

Libro George Orwell 1984

El libro fue publicado poco después de terminar la Segunda Guerra Mundial (1949) y es una profunda crítica a los sistemas de gobierno que supeditaron los derechos de los individuos a los intereses del colectivo. En esta obra Blair pone todo su conocimiento sobre el auge y la consolidación de los regímenes totalitarios a disposición del lector.

En 1984 se presenta una sociedad distópica donde todo es controlado por el líder, el Hermano Mayor. En la obra, el gobierno totalitario ejerce un control férreo de la población a través de la tecnología, el lenguaje, el adoctrinamiento infantil, el sexo o la constante falsificación de la historia, entre otros mecanismos liberticidas. 

Es uno de esos libros que todos deberíamos leer en algún momento de nuestra vida, ya que permite observar con gran lujo de detalle cómo la libertad y el espíritu del individuo puede ser secuestrado por mesías o líderes supremos. 

Te invitamos a leer esta obra maestra de la literatura y a sacar tus propias conclusiones sobre si nuestro presente muestra paralelismos con la distopía orwelliana o no.

Como recogemos en nuestra camiseta de George Orwell:

“Por primera vez fue posible imponer no solo una completa obediencia a la voluntad del estado, sino una absoluta uniformidad de opinión a todos los súbditos” George Orwell

manipulacion emocional

El presente artículo nos lo ha enviado una seguidora muy interesada en temas de manipulación en general, y manipulación emocional en particular. Afirma que al leer nuestra crítica sobre la manipulación de masas identificó diferentes paralelismos entre la manipulación política y el tema que estaba estudiando en ese momento: la manipulación emocional. ¡Esperamos que os guste!

 

La manipulación emocional ocurre cuando una persona utiliza técnicas de persuasión, orientadas principalmente a los sentimientos, para lograr que alguien haga lo que desea. Es una estrategia psicológica con consecuencias emocionales negativas, y a pesar de esto, puede ser difícil reconocer que se está produciendo una manipulación. A veces se puede sentir que algo va mal sin llegar a identificar exactamente por qué. De ahí la importancia de reconocer como actúan las personas manipuladoras, y qué técnicas utilizan.

¿Qué es la manipulación emocional?

Se trata un conjunto de estrategias psicológicas que utilizan algunas personas para conseguir lo que quieren de nosotros. Es un comportamiento dañino, negativo y tóxico, que termina influyendo en el bienestar emocional de la víctima, ya que se establece una relación con un fuerte desequilibrio de poder, en el que solo una de las partes sale ganando.

Para entender bien de qué trata este tipo de manipulación hay que conocer un poco el perfil de la persona manipuladora. Por lo general, se trata de personas con una gran oratoria, muy hábiles con las palabras, ya que son capaces de argumentar rápidamente y dirigir la conversación hacia los puntos que le interesan para generar emociones de culpabilidad, miedo o sumisión en su interlocutor. Pueden tener grandes habilidades sociales y meterse en el bolsillo a quien sea.

Además, otra de sus características es que son como camaleones y son capaces de camuflarse para adaptarse a cualquier entorno donde se encuentra la víctima que le interesa. También son personas muy observadoras, capaces de detectar nuestros puntos débiles, nuestras inseguridades y temores para usarlo a su favor. Existen diferentes perfiles de manipuladores, pero la mayoría tienden a recurrir a las mismas estrategias para conseguir sus objetivos.

 

Técnicas de manipulación emocional

Conocer la forma en la que una persona nos puede manipular es imprescindible para poder ponernos a salvo cuanto antes. Estas son algunas de las técnicas más frecuentes en estos perfiles psicológicos.

Estrategia de la Luz de gas

Una de las estrategias de manipulación más frecuentes, y también más destructivas, es la luz de gas o gaslighting. Consiste que hacer que la víctima termine dudando de sí misma, cuestionándose su propia realidad, sus recuerdos, sus pensamientos, incluso su cordura. La persona manipuladora tergiversa lo que se dice, secuestra la conversación y le da la vuelta de forma sumamente confusa, y al final la parte manipulada termina sintiéndose mal y disculpándose por algo que ni siquiera ha hecho realmente (que ha hecho de forma justificada). Cuando alguien es víctima de luz de gas durante largo tiempo, asume toda la responsabilidad y carga con los errores del otro como si fueran propios.

Técnica de la proyección

Las personas manipuladoras trasladan la responsabilidad de sus comportamientos y sus rasgos negativos a la otra persona. Es una estrategia muy común en narcisistas y psicópatas, aunque cualquier persona sin llegar a estas patologías puede utilizar la proyección para no afrontar las consecuencias de sus actos o sus decisiones.

El arte de las conversaciones sin sentido

Como veíamos, la principal herramienta de persona manipuladora es el lenguaje, así que tienden a la verborrea descontrolada. En solo diez minutos de monólogo pueden recurrir a todo tipo de argumentos falaces para conseguir lo que quieren (que la otra persona haga algo, que sienta mal, distraer su atención de algún aspecto de su comportamiento…). Cortinas de humo, chivos expiatorios, explicaciones sin sentido, palabrería supuestamente emocional, reproches del pasado… Pero nada enfocado a tener una conversación constructiva.

Generalizaciones y descalificaciones

Las personas que manipulan usan mucho la generalización para reflejar una imagen sesgada de su interlocutor. De forma más o menos sutil, pretenden desestimar y desacreditar las opiniones del otro, al fin y al cabo uno de los principales objetivos es desactivar su autoestima, o crear una suerte de dependencia emocional que le permita llevar el control de la relación, sea de pareja, familiar o laboral.

Actitud protectora

La manipulación emocional también puede ser sutil, y adoptar un papel de persona protectora y preocupada por el bienestar de la otra. De esta forma va supeditando y generando dependencia en la otra persona, que poco a poco va asumiendo la idea de que no se puede valer por sí misma y que está indefensa ante la vida. Las personas manipuladoras y tóxicas no quieren a la gente autónoma e independiente, sino que buscan a alguien que les necesite, sea emocional o económicamente.

Victimismo

El victimismo es otra de las grandes bazas del manipulador. Todos lo hemos usado alguna vez, siendo niños, por ejemplo, exagerando el dolor de una caída para obtener atenciones. Pero un perfil de manipulador patológico es capaz de llevar el victimismo a otro nivel para dar pena y mantener el control sobre la otra persona, que siente compasión y culpabilidad ante la idea de alejarse.

Chantaje emocional

El chantaje emociona es un tipo de comunicación tóxica que consiste en generar culpa en el receptor y expresar una petición a cambio de liberarle de ese malestar o miedo. Es una clara conducta de control que no tiene en cuenta los deseos del otro.

 

Frases de manipulación emocional

Para aterrizar a mundo real todas estas estrategias lo mejor es ejemplificarlo con frases muy habituales en el discurso manipulador.

Detectar una de estas frases de manipulación emocional no significa que estemos ante una persona manipuladora. Todos incurrimos en mayor o menor medida en algunas de las técnicas arriba expuestas sin necesidad de saberlo o sin una intencionalidad negativa. Sin embargo, si hay un patrón continuado, entonces sí deberían activarse las alarmas.

  • “Eres demasiado sensible”. Eres una persona que reacciona cuando le hacen daño o cuando se siente tratada injustamente. Nadie debe descalificar los sentimientos de la otra persona.
  • “Siento mucho que pienses que te he hecho daño”. Aquí el manipulador rechaza su responsabilidad, y en vez de disculparse genuinamente, le echa la culpa a la víctima por ser, según él, “demasiado sensible”.
  • “Eso no fue así” o ‘“yo no dije eso”. Esto un claro ejemplo de luz de gas en el que se niega hasta la realidad que ha percibido tus sentidos. Si crees que estás siendo víctima de gaslighting, es interesante llevar un diario y dejarlo todo anotado.
  • “Mira como haces que me ponga”. Esta frase es una proyección, en la que el manipulador carga a su víctima de su mala gestión emocional.
  • “Con todo lo que he hecho por ti”, “Me has decepcionado”, “Como sigas así destruirás nuestra relación”. Todas estas frases encierran un fuerte chantaje emocional para general un profundo malestar, culpa e incluso miedo.
  • “No tengo ni idea de lo que estás hablando”, para eludir cualquier responsabilidad.
  • “Siempre haces lo mismo”. Se trata de una generalización y una exageración que trata de desactivar tu queja o tu argumento sin tener en cuenta tus sentimientos.

Cuando se detecta que hay manipulación emocional en una relación, sea de la naturaleza que sea, lo mejor es poner distancia física, o al menos mental. En ocasiones los daños en la autoestima son grandes, y puede ser conveniente pedir ayuda a un profesional para poder cerrar todas las heridas.

El problema se incrementa cuando dicha relación es de subordinación y los daños desbordan ampliamente las cuestiones emocionales. Cuando no puedes poner distancia física si no es abandonando a tu país y a la mayor parte de tus series queridos. Cuando “el manipulador” no es una persona sino un pequeño conjunto de personas que se valen de las emociones para someter al resto. Cuando es el propio sistema el que se vale de la manipulación para que ciertas castas privilegiadas vivan a costa de del resto de la población. Personas concretas con nombres y apellidos que, como buenos manipuladores, todo lo que hacen es “por el bien común”.

el-mundo-de-ayer-stefan-zweig

Quién fue Stefan Zweig

Stefan Zweig (Viena, 1881 – Brasil, 1942), autor entre otras de la obra “El Mundo de Ayer. Memorias de un Europeo”, fue un ensayista, biógrafo y novelista enormemente popular en las primeras décadas del siglo XX. 

Como breve reseña del autor, decir que era de origen judío, de familia acomodada y que estudió Filosofía en la Universidad de Viena, interesándose por la literatura, tanto desde el punto de vista crítico como creativo. Además de su faceta literaria, Zweig destacó también por sus firmes posiciones éticas en contra de la guerra, que le llevaron durante la I Guerra Mundial a exiliarse a Suiza, donde se estableció como corresponsal. Durante varios años se dedicó a escribir y a viajar, pasando por Alemania y la Unión Soviética, iniciando amistad con varios intelectuales de la época.

Tras el auge del nacionalsocialismo en Austria y Alemania, Stefan se estableció en Londres, ya que su origen judío y sus posiciones pacifistas le situaron en una incómoda posición, siendo prohibida su obra por el régimen nazi. Vivió también en Parìs y viajó por América Latina como conferenciante.

En 1942, convencido de que la Alemania nazi iba a ganar la guerra y sometería al mundo a sus ideales, Zweig se suicidó junto con su segunda esposa. Poco después aparecería “El mundo de Ayer”.

 

¿Por qué leer “El Mundo de Ayer. Memorias de un Europeo”?

Esta obra, considerada por numerosos críticos como la mejor del autor, narra en primera persona el período desde principios del siglo XIX hasta la II Guerra Mundial.  Una Europa previa a la I Guerra Mundial, su desarrollo, el período de entreguerras, la ascensión del nazismo y la Segunda Guerra Mundial.

En una mezcla entre ensayo y autobiografía, Zweig nos explica cómo el bienestar económico y el progreso técnico y científico que se vivía en esa Europa ocultaron la lenta preparación de la Gran Guerra, el tiro de gracia para el “mundo del ayer”, y nos muestra la incredulidad de la población en general, después de medio siglo de paz, respecto a una posible contienda que involucrara a todo el continente.

El autor no profundiza en las razones políticas que provocaron la guerra, sino en el ambiente social e intelectual que se respiraba y en las desastrosas consecuencias que trajo la contienda. Se perdió la fe en las instituciones, los jóvenes dejaron de confiar en sus mayores, se dio la espalda a la tradición y se vivieron años de miseria, hambre y estraperlo. Finalmente, el desorden generalizado fue el caldo de cultivo de regímenes totalitarios, que pretendían devolver la cordura a un mundo desorganizado.

Es un libro que hace reflexionar sobre las sombras que se proyectan actualmente sobre Europa y sobre uno de los grandes males de nuestra sociedad: “la desmemoria”. Hoy vivimos en una relativa comodidad a la que nos aferramos por encima de todo. Nos angustia pensar en poner en riesgo esos pequeños privilegios por intentar cambiar algo de nuestras vidas, y pensamos que nuestra situación actual no puede desaparecer y desembocar en un escenario de horror, pobreza y pérdida de libertades.  

Pero tras la lectura de este libro y comparando el contexto político-social actual y el que se muestra en la obra, descubrimos escalofriantes similitudes, síntomas que nadie advirtió en su momento como peligrosos pero que terminaron por sumir a la sociedad mundial en una de las mayores tragedias que se conocen.

Stefan Zweig supo mirar al pasado para comprender el presente, lección interesante para aplicarla en cualquier época en la que se viva. La historia se repite cíclicamente y ¿es posible que el futuro no muy lejano nos depare ese “aroma de entreguerras” que el autor refleja en esta obra?

claves-ascenso-nazismo

“Nunca olviden que todo lo que Hitler hizo en Alemania era legal.” Martin Luther King Jr.

Muchas personas interpretan episodios oscuros de nuestra historia como una suerte de rara avis donde todos eran idiotas o se volvieron locos. Sin duda esta es una interpretación simplista que no atiende a los datos historiográficos y, probablemente, encierre algo de egocentrismo; ya que suelen hablar de manera despectiva como si a ellos nunca les pudiera pasar lo mismo.

Esta forma de analizar episodios históricos complejos choca de bruces contra la realidad en cuanto comparamos y estudiamos las cosas con más detalle. Probablemente uno de los mejores ejemplos lo encontremos en la Alemania de los años treinta.

Antecedentes previos al Tercer Reich

“La eficacia de una propagandapolítica y religiosa depende esencialmente de los métodos empleados y no de la doctrina en sí. Las doctrinas pueden ser verdaderas o falsas, pueden ser sanas o perniciosas, eso no importa. Si el adoctrinamiento está bien conducido, prácticamente todo el mundo puede ser convertido a lo que sea.” Aldous Huxley

 

A pesar de que este post trata sobre las claves del ascenso del nazismo, es importante explicar que para conseguir manipular a una nación, no vale solamente con una estrategia de manipulación de masas bien diseñada, también debe darse el contexto idóneo para que esto ocurra.

Muchas personas escuchan hablar sobre propaganda y automáticamente piensan en Goebbels. Si bien los nazis fueron auténticos maestros en este campo, sus gemelos de Siberia fueron pioneros en este campo. El uso de la propaganda y la confusión de masas por parte de los bolcheviques -“agitprop” fue el término utilizado por Lenin- fue utilizado de manera magistral e incluso muy superior a otros totalitarismos con figuras habitualmente desconocidas como Willi Munzenberg (1889 – 1940) -solo fíjate en la buena prensa internacional que sigue teniendo el comunismo respecto a su familiar alemán-. Pese a todo, popularmente se sigue tomando como referente de manipulación al nacionalsocialismo alemán, probablemente porque estos consiguieron llegar democráticamente al poder.

No se puede negar que los nazis hicieron un excelente uso de la manipulación masiva para obtener el poder democráticamente, a pesar de haber probado un golpe de estado diez años antes. Muchos de los resultados de esta manipulación se pueden atribuir al Ministro de Propaganda, Joseph Goebbels (1897-1945).

 

Sin embargo, influyeron muchos otros factores, como el impacto social y económico del Tratado de Versalles y el colapso de 1929, el milagro económico alemán de la década de 1930, el alto gasto público de los nazis, su economía basada en precios y acuerdos salariales, la oposición política… sin duda fueron muchos los factores de peso que influyeron a la hora de que el pueblo alemán eligiese a Hitler como su líder en las elecciones de 1933 y, cuya simpatía por él, no menguase hasta que el pueblo alemán empezó a pasar hambre debido al descomunal gasto militar y las trágicas consecuencias de la guerra.

Ciñéndonos al tema que nos ocupa, la propaganda nazi buscaba influir en el inconsciente de las masas, utilizando argumentos y discursos dirigidos a sus emociones y sentimientos, respaldados por un gran espectáculo y dejando de lado los argumentos racionales. Veamos algunos aspectos de la psicología de masas:

Tres claves de la propaganda nazi

  1. LA IDEOLOGÍA NACIONAL SOCIALISTA ALEMANA:

“La masa cede, ante todo, al poder de la oratoria” Adolf Hitler

Hitler se basó en la superioridad de Alemania como una de las potencias históricas de Europa y en las abusivas cláusulas impuestas a este país en el Tratado de Versalles como base de su estrategia de manipulación, creando así la idea de un nuevo y prometedor futuro para los alemanes: el Tercer Reich.

Se denomina Tercer Reich porque dicen ser herederos del Sacro Imperio Romano Germánico (Primer Reich) y del Imperio Alemán de 1871 (Segundo Reich), por lo que tomarán parte de la simbología del Imperio Romano como forma de asociarse a dicho periodo. Como ejemplo podríamos citar los desfiles, el saludo o el águila imperial, combinándola con los colores vivos y estimulantes como el rojo, el negro y el blanco. Combinado con esto se ensalza la figura de un líder (führer) que goza de carisma y prestigio entre las masas.

 

  1. DESFILES Y MÍTINES POLÍTICOS:

“La propaganda funciona mejor cuando los que están siendo manipulados están seguros de que están actuando bajo su propia voluntad.” Joseph Goebbels

Los desfiles militares multitudinarios como forma de mostrar su poder lo toman de los romanos, aunque los nazis cuidaron su escenificación mucho más con uniformes, banderas y pancartas gigantes.

También eran sumamente minuciosos con la escenificación de sus mítines: colocación del atril por encima del nivel de la masa, la iluminación parte del orador y se difumina a medida que se aleja de él, banderas gigantes a los extremos del escenario y la figura del líder sobre todos los asistentes… todos estos son factores orientados a impresionar el inconsciente de las masas.

En cuanto al discurso, hay que señalar que Hitler es considerado como uno de los mejores oradores de su siglo, en cuyos discursos abundan las referencias históricas, bélicas y antagónicas, orientadas estimular las emociones, la imaginación y el inconsciente.

 

  1. EL USO DE LOS MEDIOS:

“El éxito de un anuncio, así sea comercial o político, se debe a la persistencia y asiduidad con que se emplea.” Adolf Hitler

Otra de las características de la propaganda nazi es el uso de eslóganes cortos y sencillos, repetidos hasta la saciedad por todos los medios posibles. Es habitual pensar en los clásicos carteles propagandísticos de la época con colores vivos y mensajes directos. Sin embargo, y al margen de los carteles, la Segunda Guerra Mundial tuvo dos armas propagandísticas por excelencia y los nazis supieron utilizarlos de manera increíble.

El cine fue una de las grandes revoluciones en el mundo del entretenimiento, de la comunicación y, especialmente, la propaganda. La creación de películas permitió confeccionar una sociedad acorde a los valores, los intereses y los miedos de los dirigentes. Goebbels ensalzó la historia nacional, las grandes gestas bélicas, los enemigos históricos, el espíritu del pueblo alemán y, cómo no, la raza. El mejor ejemplo probablemente sea “El triunfo de la voluntad” de 1935.

La radio, por su parte, les permitió introducir sus mensajes directamente en los hogares utilizando los mecanismos tan característicos de persuasión, repetición y contagio. Tan claro tenían la importancia de la radio que, desde 1935, el régimen repartió radios pagadas a decenas de miles de operarios al año. Además de coches y vacaciones en el extranjero.

 

Esperamos que te haya gustado este breve post sobre las claves propagandísticas del ascenso al poder de los nazis y, si eras de los que pensaba que los alemanes contemporáneos debieron ser locos o imbéciles para apoyar semejante movimiento, que hayas observado que existen ciertos demagogos con los conocimientos, las capacidades y los medios necesarios para manipular a un país en función de sus intereses.

Echa un vistazo a las críticas y descubre nuestras camisetas políticamente incorrectas. ¡Te encantarán!

historia de la moda

Vestir es una necesidad básica del ser humano. En sus orígenes, la ropa era utilizada para protegerse del frío y de los insectos. El ser humano comenzó utilizando pieles de animales, para más tarde descubrir otros tejidos como el algodón, la lana o el lino. Lo que a priori era solo por una cuestión de necesidad, pronto el vestir adquirió un carácter estético y diferenciador.

Origen de la moda

La historia de la moda es tan antigua como la propia humanidad. Cada civilización ha ido desarrollando a lo largo de los siglos su propio concepto de moda. La manera en la que nos vestimos ha tenido desde su origen un fuerte componente social, tanto en la vestimenta como en los ornamentos que la complementan. Incluso existen culturas en las que se rigen por normas y costumbres de vestimenta que la población debe respetar.

Si bien la mayoría de la población en las civilizaciones antiguas vestían con lo que tenían a su alcance, la vestimenta empezó a adquirir importancia en los escalafones más altos de la sociedad. Telas y sedas preciosas, manufacturación excelente o piedras preciosas eran algunos de los materiales que no todos tenían alcance. Hablamos de vestimenta militar, vestimenta de los líderes religiosos o de reyes y emperadores, que empezaron a utilizar la indumentaria como un símbolo de estatus diferenciador.

La influencia de la moda en la sociedad ha sido muy notable desde el origen de la humanidad y su difusión a través de los intercambios comerciales y las rutas comerciales, permitió a las distintas sociedades acceder a nuevos tejidos, tintes para la ropa y accesorios con los que impresionar a su entorno.

La moda a través de los siglos hasta la actualidad

Si bien la moda siempre ha estado presente en las distintas sociedades, fue a partir de la Edad Media cuando empezó a consolidarse gracias a los libros manuscritos, que se convirtieron en un medio de difusión. Más tarde, con la aparición de la imprenta y el auge del grabado en la Edad Moderna, la moda comenzó a ser algo mucho más relevante, sobre todo en los estratos más altos de la sociedad.

Ya para el siglo XVIII, Francia empezó a consolidarse como el epicentro de la moda en Europa gracias a personas como Madame de Pompadour. Con la llegada de la Revolución Industrial en el siglo XIX, la moda se convirtió en algo mucho más accesible gracias a la producción en cadena y a una distribución mayor. Fue entonces cuando se popularizó el concepto de “alta costura” entre las clases pudientes, que buscaban moda personalizada y a medida frente a la moda creada por las industrias.

Entrando en la historia de la moda del siglo XX, la moda se convirtió en algo puramente funcional, aunque comenzaron a funcionar las tendencias en un auge consumista influenciado por el cine y la televisión. De esta forma, prácticamente cada año surgían nuevas tendencias y modas que empujaban a la población a actualizar su vestimenta para llevar puesto lo que estaba de moda cada nueva estación.

Un elemento cohesionador para tribus urbanas

En las últimas décadas del siglo XX y en el siglo XXI, la moda se ha convertido en un elemento cohesionador para tribus urbanas. Las tribus urbanas son grupos sociales que se identifican con un mismo estilo de vida, generalmente marcadas por el estilo musical. Estas tribus urbanas siguen una línea estética propia que las hace únicas y que les diferencia de otras tribus urbanas y del resto de la sociedad.

Es una muestra más de la influencia de la moda en la sociedad y de cómo puede utilizarse para expresar al mundo que nos rodea qué tipo de estilo de vida seguimos o cuáles son nuestros gustos y preferencias vitales. Todos conocemos diferentes tribus urbanas, como pueden ser los hippies, los raperos, los reggaetoneros o los rockeros y qué tipo de prendas o estilo de vestir suelen utilizar.

Mientras que los hippies utilizan siempre ropas holgadas, en tonos que recuerdan a la naturaleza y normalmente confeccionadas con tejidos naturales; los rockeros utilizan mayoritariamente ropa de color negro, tejidos como el cuero y calzado contundente, además de utilizar su propio cuerpo para demostrar su afición al rock a través de tatuajes.

Estas tribus urbanas incluso tienen sus propias tiendas de confianza en las que encontrar toda la vestimenta y accesorios que necesitan para vestirse como un miembro de la tribu. Es una forma de demostrar que están integrados dentro de la misma y que esos gustos guían su vida hasta el punto de demostrarlo en su vestimenta en su día a día.

La moda como elemento de protesta social

Camiseta Políticamente Incorrecto

 

La crítica social a través de la moda es otra de las vertientes de la moda en la actualidad. Su aplicación como elemento de protesta social está ampliamente extendida entre multitud de capas de la sociedad. Se utiliza la moda para enviar un mensaje y una crítica a problemas sociales con los que cada persona se siente identificado por algún motivo. Desde prendas de vestir con mensajes a favor de grupos identitarios, ideologías o movimientos, hasta mensajes protesta contra posiciones históricas/intelectuales como las camisetas contra la leyenda negra.

Se utilizan prendas de vestir como sudaderas o camisetas que incluyen mensajes políticos, sociales, medioambientales o de justicia que están candentes en las sociedades y que reflejan aspectos de la forma de pensar de quien lo lleva puesto. Es una tendencia a la que no solo se han sumado particulares que desean expresar sus puntos de vista, sino que grandes marcas de diseño utilizan sus desfiles de moda para lanzar mensajes de protesta social.

En definitiva, la historia de la moda está marcada por su influencia en la sociedad. Como a lo largo de toda su historia, la moda en la actualidad sigue siendo un elemento diferenciador y una forma de expresar nuestra personalidad, nuestros gustos y preferencias. Y, ahora, una nueva forma de vestir crítica social.

Camisetas contra la leyenda negra

¿Qué sabes sobre la leyenda negra antiespañola? Durante los últimos años está habiendo un “boom“ en cuanto a la difusión de una versión de la historia de España que no trata a España como chivo expiatorio ni culpable de las monstruosidades propias y ajenas.

Esta corriente ha sido impulsada por reputados profesionales de diferentes ámbitos, en la que todos han colaborado con sus investigaciones correspondientes. Un buen ejemplo podría ser “1492” de Pedro Insúa, “Sobre la Leyenda Negra” de Ivan Vélez o los diferentes libros de María Elvira Roca Barea.

Aunque sin duda alguna, el mejor ejemplo reciente de esta reivindicación del papel de España es el documental “España, la primera Globalización”. Un documental con especialistas de primer nivel donde explican la importancia del descubrimiento de américa y que recomendamos ver.

Pero antes de nada:

¿qué es la leyenda negra?

Sin intención de profundizar en un tema que ya abordamos en su crítica correspondiente, podríamos definir la leyenda negra antiespañola como un movimiento originado en el siglo XV en Italia, y perfeccionado por los protestantes flamencos y las potencias de Inglaterra y Francia, que busca desprestigiar a España a través de la deformación histórica. Destacando especialmente episodios relacionados con la religión, la conquista de América o las guerras en Flandes, que gracias a la invención de la imprenta, fueron propagados masivamente como nunca antes en la historia.

A pesar de haber algún autor anterior como Francisco de Quevedo, habitualmente se toma a Julián Juderías como el precursor de la defensa de España contra la leyenda negra. En su libro publicado a comienzos del siglo XX con el título “La leyenda negra”, comenta lo siguiente:

“Anda por el mundo, vestida con ropajes que se parecen al de la verdad, una leyenda absurda y trágica que procede de reminiscencias de lo pasado y de desdenes de lo presente, en virtud de la cual, querámoslo o no, los españoles tenemos que ser, individua y colectivamente, crueles e intolerantes, amigos de espectáculos bárbaros y enemigos de toda manifestación de cultura y progreso”

Así pues, no son pocas las personas que hemos decidido aportar nuestro grano de arena en la batalla contra la leyenda negra. En nuestro caso, con diseños exclusivos que reivindican a autores del Siglo de Oro español o que encierran alguna crítica más profunda. ¡Te lo explicamos!

 

Tipos de camisetas contra la leyenda negra:

Camiseta de Cervantes:

Políticamente Incorrecto línea autores miguel de cervantes hombre blancaCómo no empezar por el gran Miguel de Cervantes y Saavedra (1547-1616). Novelista, poeta, dramaturgo y militar español, nacido en Alcalá de Henares, Madrid, fue incluso uno de los héroes de la histórica Batalla de Lepanto, luego prisionero de Argel.

Es más conocido por su obra maestra Don Quijote de la Mancha, una de las obras más importantes y más leídas a nivel mundial. La cita incluida en esta camiseta contra la leyenda negra pertenece al inicio del Capítulo 10 de la Parte II:

Cervantes pertenece a un grupo selecto del Siglo de Oro español, época de grandes figuras literarias en España. Una de las características más llamativas de los autores del Siglo de Oro es que muchos de ellos también fueron soldados de tercios de Flandes y arriesgaron sus vidas en grandes batallas. Una peculiaridad que no se ve a menudo entre los literatos y escritores de otras grandes potencias.

“La verdad adelgaza y no quiebra, y siempre anda sobre la mentira como el aceite sobre el agua”

Camiseta de Quevedo:

Francisco de Quevedo (1580-1645) fue uno de los escritores más célebres de la literatura española, especialmente del Siglo de Oro. Quevedo fue una persona muy quisquillosa y franca. Es ampliamente conocido por su rivalidad con Góngora, aunque está lejos de ser el único. Su espíritu crítico y rebelde lo enfrentó a personas políticamente influyentes, lo que le valió varios exilios.

En cuanto a España, Francisco De Quevedo fue un gran estudioso de la historia. Profundamente indignado por las falsas acusaciones y la falta de defensa nacional contra la difamación que se había extendido por entonces, Quevedo escribió el que podría considerarse el primer escrito en apoyo de la defensa española contra la leyenda negra de España: “España defendida: opúsculos festivos”. Como buen experto en la materia, nuestra camiseta de Francisco de Quevedo recoge una cita bastante ilustrativa:

“Oh desdichada España, revuelto he mil veces en la memoria tus antiguedades y anales, y no he hallado por que causas seas digna de tan porfiada persecución”

Camiseta contra la leyenda negra Típico tópico:

Políticamente Incorrecto línea retro leyenda negra torero mujer blancaEste diseño contra la leyenda negra pone de manifiesto lo absurdo que es señalar y estigmatizar a un país como si fuera la raíz de todos los males.

España es uno de los países que más se utiliza como chivo expiatorio, ya sea para atacar o para encubrir sus errores. Desde mediados del siglo XV, España se ha posicionado como el blanco habitual de potencias que señalan como culpables de monstruosidades de toda índoles, permitiéndoles encubrir sus errores y evitar la autocrítica.

Desde señalar la actuación de España en Estados Unidos, evitando analizar la actuación británica, hasta expulsar a los judíos en 1492 o, más recientemente, a los movimientos indígenas, que ven a España como el origen de todos sus males contemporáneos por hechos ocurridos hace casi medio milenio.

 

Camiseta contra la leyenda negra Spanish Villain:

El diseño de esta camiseta contra la leyenda negra antiespañola hace referencia a las historias anglo-francesas que ayudaron a formar la injusta fama de los españoles, y su importancia es capital.

Además de descontextualizar, exagerar y difundir historias sobre el supuesto genocidio de los indios americanos, la ambición, brutalidad o el fanatismo religioso de los españoles, la propaganda de estos países contra España ha sido especialmente fructífera en el campo de la literatura.

En muchas obras literarias de los siglos XVII y XVIII aparecían personajes españoles, habitualmente agresivos, codiciosos y muchas veces malos, comúnmente representados con bigotes y perillas, que eran imágenes del diablo. El español se solía asociar a vicios negativos, villanos, diablos…

 

Camiseta de los tercios de Flandes:

camisetas de los tercios“Los infantes españoles prefieren la muerte a la deshonra. Ya hablaremos de capitulación después de muertos” Francisco Arias de Bobadilla

La contextualización del imperio español y la explicación de su infantería por excelencia ocupa una parte bastante considerable de nuestra crítica y también hemos querido que estuviese presente en nuestros diseños contra la leyenda negra.

El fondo de esta camiseta de los tercios representa el Imperio español en su época más grande, y esta frase resume a la perfección el espíritu de esta infantería, correspondiendo a Francisco Arias de Bobadilla en el célebre hecho histórico conocido como “El Milagro del Empel” (1585).

 

Mascarilla Cruz de Borgoña:

Y para terminar, aunque no se trata de una camiseta contra la leyenda negra sino de una mascarilla con la cruz de Borgoña, consideramos importante reivindicar la bandera que englobó a toda la comunidad hispana a lo largo y ancho del mundo. En tiempos de multiculturalismo e inmigración masiva ilegal, donde la tradición o la cultura son atacados y utilizados de manera peyorativa, es importante reivindicar la bandera que englobó a toda la comunidad hispana a lo largo y ancho del mundo. Multitud de pueblos con características particulares y comunes agrupados bajo una misma bandera.

Colectivismo
“Si el siglo XIX fue un siglo de individualismo, se espera que este, el siglo XX, será el siglo del colectivismo y así el siglo del Estado…” Benito Mussolini

¿Qué es el colectivismo?

Es posición filosófica que presupone la superioridad de lo colectivo sobre lo individual. Este punto de vista apoya la teoría de que el interés público triunfa sobre el interés individual, lo que justifica un sistema altamente involucrado por el gobierno en el que los derechos de propiedad no importan.

Definición de “colectivismo”

La Real Academia Española define el término como:

«Doctrina que tiende a suprimir la propiedad particular, transferirla a la colectividad y confiar al Estado la distribución de la riqueza».

Es una forma de pensar que coloca sus prioridades centrales en el grupo o colectivo en lugar del individuo. Asume que la sociedad debe prosperar a través del colectivo y sus intereses. Lógicamente, en detrimento de la propiedad personal.

 

Funcionamiento del sistema

caracteristicas del colectivismoUn sistema colectivista es un régimen de poder centralizado, con un fuerte énfasis en la igualdad universal y poca o ninguna atención a la diversidad individual, por lo que requiere un alto nivel de intervención estatal en la sociedad, procesos de ingeniería social y la implementación de políticas redistributivas. Su retórica se centra en la propiedad común o nacional.

Se cree ampliamente que ideologías como el fascismo o el nazismo son la antítesis del comunismo o el socialismo, pasando por alto todas sus similitudes desde la manipulación de masas hasta la utilización del terrorismo de estado como forma de control social. Este error es común entre personas particularmente ideológicas o que no han tratado el tema en profundidad.

Más allá del debate académico sobre si el nacionalsocialismo alemán y el fascismo italiano son ideologías socialistas, es innegable que ambas son ideologías de carácter colectivista. Veamos por qué.

 

7 características del sistema colectivista

 

1. La esencia del sistema

Esta es una posición filosófica que tiene implicaciones para todas las áreas de la sociedad. Afecta su economía, política y todo elemento cultural. Estos sistemas políticos tienen un impacto tremendo y directo sobre la vida privada de todas las personas. Su punto de partida y rasgo más destacable es la consideración de la comunidad por encima de las personas. En el colectivismo, el individuo vale menos que un grupo de personas o su comunidad. Esta es la mayor diferencia con respecto a otras escuelas de pensamiento. El individuo carece de valor por sí mismo y el único que pueda tener depende del valor del grupo al que pertenece.

2. Superioridad colectiva

Otro elemento clave es la comparación del interés colectivo con el interés individual, argumentando siempre que el colectivo es superior al individuo. La estrategia central del colectivismo es sacrificar todo lo individual contra lo colectivo. De hecho, dicho sacrificio se considera moralmente superior.

3. División y etiquetado de la sociedad

Otro rasgo muy claro es la frecuente distinción de clases sociales. Generalmente se basa en clasificaciones duales: pobres-ricos, burgueses-proletarios, nacionales-extranjeros, mujeres-hombres…

Se ilustra así la obsesión con el manejo de grupos etiquetados de manera que uno es siempre moralmente superior al otro. La disidencia y las personas con ideas “moralmente inferiores” suelen ser perseguidas

4. La manipulación del lenguaje

El lenguaje del colectivismo refleja esta mentalidad a través del uso admirable de palabras que representan grupos de personas: sociedad, clase social, nación, raza, sexo, grupo, hermandad, colectivo, gremio, etc. El uso consistente de esas palabras y sus similares es una manera directa de detectar una mentalidad colectivista en, por ejemplo, discursos políticos.

Sea como fuere, la manipulación del lenguaje no es nuevo ni tampoco exclusivo de estos sistemas.

5. El colectivismo necesita líderes

Para resultar eficaz, necesita líderes con la capacidad de representar y actuar en nombre de la comunidad. Esto presenta un peligro real de que la cúpula dirigente use sus posiciones para beneficio personal, como en cualquier otro sistema.

Un aspecto que no deja de ser curioso es que el colectivismo necesita personas individuales para funcionar como guías del grupo.

6. Multiformidad o la posibilidad de aplicarlo de diversas maneras

El trasfondo de estas ideas, donde el individuo queda etiquetado y supeditado al interés de la mayoría, esta presente en multitud de ideologías y religiones. Abarcando una gran variedad de puntos de vista e ideologías de diferentes intensidades, todos los cuales comparten el denominador común de defender el interés del grupo frente al individual: socialismo, comunismo, nacionalismo, corporativismo, fascismo…

Como introdujimos al comienzo del post, se tratan del mismo perro con distinto collar.

7. sistema centralizado fuerte

La existencia de una institución muy fuerte con el monopolio de la violencia y los aparatos propagandísticos resulta imprescindible a la hora de construir proyectos efectivos de ingeniería social. En este caso influyendo en algunas personas en detrimento de otras, tomando medidas que benefician a los más grandes a expensas de los más pequeños.

Aunque pueda no parecer evidente, si nos paramos a pensar encontramos muchos ejemplos contemporáneos de políticas colectivistas. Las políticas fiscales de impuestos progresivos o los controles de precios, donde el Estado interviene coactivamente bajo el pretexto de “proteger” a los más desfavorecidos, son un buen ejemplo. También podríamos mencionar la expropiación de empresas privada o la censura de determinados medios o personas que difundan ideas propensas a “destruir el bienestar social”.

En resumen

“Cruce de superhombre y bufón, el caudillo hace y deshace a su antojo, inspirado por Dios o por una ideología en la que casi siempre se confunden el socialismo y el fascismo —dos formas de estatismo y colectivismo— y se comunica directamente con su pueblo, a través de la demagogia, la retórica y espectáculos multitudinarios y pasionales de entraña mágico-religiosa.” Mario Vargas Llosa

 

El colectivismo es un modo de pensar que prima al colectivo y sus intereses por encima de los individuos. Afirma tener una base moral superior a la del individualismo al sostener que el bien del grupo es superior al de la persona sola, aplicando un argumento numérico simplista a partir del cual dos personas valen más que una, tres más que dos y así sucesivamente. Pasando por alto que el colectivo emerge de las relaciones entre individuos, tal y como lo sintetiza el filósofo húngaro Tibor Machan: “El colectivismo es un error, en parte, porque no existen capacidades colectivas aparte de las que crean los propios individuos al poner sus facultades individuales y otros recursos al servicio de los demás.”

Asimismo, la acumulación del poder político, económico y cultural se encuentra en un reducido número de personas que son los que realmente ostentan el poder, definiendo cuál es el interés del pueblo, de la nación o cualquier otro.

Con toda la sociedad etiquetada y fragmentada en colectivos, todas las personas son percibidas con una misma identidad, la cual es asignada a el grupo al que pertenecen.

La inmensa mayoría de las ideologías más genocidas y más repudiadas socialmente tienen un denominador común claro: el colectivismo.

 

 

Diferencia entre democracia y dictadura

Si hoy preguntamos a cualquiera de nosotros la diferencia entre democracia y dictadura, la respuesta podrá ser más o menos técnica, pero será rotunda y se manifestará en lo bueno de la primera y lo malo de la segunda. En nuestra mentalidad actual, el abismo opuesto entre un sistema político y otro está claramente diferenciado y conocemos que son dos polos opuestos que no deben atraerse. Tal cual, rotundamente. ¿Estamos seguros?

¿Qué es la democracia?

Empecemos por el principio, por el de verdad. Las raíces etimológicas nos ayudan a entender el propio sentido de la palabra y lo que ellas abarcan: si nos preguntamos qué es la democracia, debemos analizar lo más básico, el puro concepto de democracia. Viene de la unión de dos palabras griegas, demos, que significa pueblo, y cratias, que significa poder. De su combinación, resulta el poder del pueblo y arroja la clave fundamental para entender su extensión, que no es baladí: esta forma de organización del Estado implica que las decisiones las toma el pueblo, mediante los mecanismos de participación que se le confieran de manera legal respecto a unos representantes elegidos por ellos mismos en función de dicha participación.

No es de extrañar que los primeros atisbos democráticos de la historia se dieran en Grecia, concretamente en Atenas y en las primeras asambleas que allí empezaron a tener lugar y que permitieron, gracias a la participación colectiva (configurada muy sui generis: solo podían formar parte los varones libres) minimizar en gran parte las dificultades de la toma de decisiones que presentaba hasta entonces la polis griega.

Definición de dictadura

Sensu contrario, para responder qué es la dictadura, acudiremos al latín. Dictadura es la forma de gobierno que ejerce el dictador, palabra que viene de la homónima latina dictator e implica a la persona que dicta, que da las órdenes, que ejerce el poder. El que tiene la voz. Por eso, es clave fundamental de los regímenes dictatoriales la separación radical de la opinión de la mayoría (el pueblo) y la de una minoría (el dictador y su camarilla, pues raras veces está solo), que toman las decisiones imponiendo su figura y su ideología en detrimento del librepensamiento del pueblo y abrazando la opresión para imponer sus propuestas.

 

Ejemplos de dictadores

Históricamente, nos trasladamos a Roma para encontrar a los primeros dictadores, Sila o Tito Larcio, este último creado por el Senatum Romanum en el siglo V a.C.

democracia y dictadura diferencias

Desde el gran hito que supusieron las constituciones en América y Europa a finales de los siglos XVIII y principios del XIX, hoy comprendemos casi de manera innata que un sistema gubernamentalmente higiénico implica la igualdad de oportunidades, el fin del totalitarismo, la no discriminación y la consecución del sufragio universal en la toma de decisiones. Y todo lo que escape a eso, hay que ponerlo en cuarentena.

Pero actualmente, no es oro todo lo que reluce ni es tan fácil discernir las diferencia entre democracia y dictadura. Las dictaduras y las autocracias siguen existiendo a día de hoy, más o menos revestidas en una neblina de confusión popular. Pensemos en China, Corea, Arabia Saudí, Turkmenistán o Irán. Pensemos en la “democracia autoritaria” de Putin en Rusia.

Otro punto, no menos preocupante, son aquellos líderes con tendencias autoritarias de países democráticos. ¿Quién iba a pensar que los valedores de la ley iban a saltarse la ley como si nada? Como si hubiesen leído un manual para dictadores, no hay que ser muy mal pensado para advertir cómo los líderes de muchos sistemas en los que supuestamente las diferencias entre democracia y dictadura están claras y es el pueblo que tiene el poder, están recortando las libertades de su propio pueblo a una velocidad de vértigo. 

Si bien los matices, en nuestra vida diaria, vienen a enriquecernos, en la democracia, cuando vienen, nos golpean y pasan a disfrazarla y revestirla de eufemismos. La realidad del siglo XXI encrucija una combinación de elementos democráticos con gobiernos autoritarios, sistemas más o menos opresivos con libertades de los ciudadanos. ¿Será que no siempre el término medio es la virtud? He aquí una participación a la reflexión a libre elección del lector.

 

El manual del dictador

Bruno Bueno de Mesquita y Alistair Smith 

El libro en cuestión es Manual del dictador, de Bruce Bueno de Mesquita y Alastair Smith. Como breve introducción de los autores, debemos señalar que ambos son catedráticos en EEUU, han asesorado al gobierno de su país en cuestiones de seguridad nacional y, en el caso de Bueno de Mesquita, ha creado un equipo de trabajo que le ha permite predecir acontecimientos futuros. Literalmente. 

Combinando la Teoría de juegos de Nash y sus conocimientos sobre sociología y ciencias políticas -desarrollados en el libro que nos ocupa-, ha conseguido establecer un modelo predictivo con más del 90% de acierto. Es por ello que agencias como la CIA o el Departamento de Defensa de EEUU se han servido de su conocimiento, además de grandes empresas del sector privado. 

Seguramente te gustaría tener un conocimiento tan preciso que te permitiese predecir el futuro, o al menos acercarte. Sentimos decirte que, si antes de leer este post no tenías habilidades relacionadas con la futurología, dudamos mucho que las adquieras gracias a este resumen. Lo que sí te podemos asegurar es que vas a leer una visión poco convencional de la política. 

 

Por qué deberías leer el Manual del dictador 

A nivel popular nadie nos enseña a interpretar la política, y aún menos la geopolítica. Puede que esa sea una de las llaves para mantener a una población dividida y sumisa. Sea como fuere, El manual del dictador ofrece una guía para entender la del poder y que los ciudadanos podamos sacar nuestras propias conclusiones. 

En esta publicación trataremos de sintetizar un libro de obligada lectura para todas aquellas personas interesadas en la política y el poder. Incidimos en que “trataremos de sintetizar” ya que es un libro que no deja de explicar conceptos teóricos y su aplicación práctica a lo largo de sus más de 300 páginas, ya sea con ejemplos históricos o contemporáneos.

Como es imposible abordar todo el libro en un simple post, te contamos cuáles son las más importantes para nosotros:

 

Conceptos clave de El Manual del Dictador

No hablar de cuestiones abstractas.

Una de las primeras enseñanzas del libro es hablar sobre personas concretas en vez de entidades, organizaciones u otras agrupaciones abstractas. Las decisiones las toman personas concretas con intereses propios y concretos. Ningún país o pueblo toman decisiones, las toman las personas que gobiernan dichos territorios. Hablar de España, la UE o el Gobierno para explicar decisiones políticas solo obstaculiza el análisis crítico de los ciudadanos y ayuda a que los responsables escurran el bulto.

 

La falacia del absolutismo.

Ningún gobernante puede alcanzar y mantenerse en el poder solo. Todos los gobernantes necesitan rodearse de un grupo de personas con el poder suficiente como para mantenerle en el poder. A cambio, el gobernante deberá comprar su apoyo y no descuidarse con los pagos, ya que la disminución de los ingresos del grupo de personas esenciales es el detonante más habitual de golpes de Estado. 

 

Tres dimensiones políticas:

Atento porque probablemente este sea el eje central del libro: los dirigentes, ya sean políticos o CEOs de grandes empresas, interpretan los juegos de poder de manera diferente. 

Todas las estructuras de gobierno, incluidos Estados y empresas, analizan los juegos de poder de la siguiente manera: selectorado nominal, selectorado real y coalición ganadora. 

  • Selectorado nominal (o intercambiables): todas aquellas personas que teóricamente tienen influencia a la hora de que un gobernante acceda al poder, aunque sea mínima. 
  • Selectorado real (o influyentes): el grupo de personas de cuya decisión sale realmente el dirigente elegido.
  • Coalición ganadora (o esenciales): el grupo mínimo de personas con el poder suficiente como para mantener al líder en el poder. 

 

Para Bueno de Mesquita no hay diferencias reales en la forma de gobernar entre las autocracias y las democracias, ya que han existido democracias tremendamente autoritarias y autocracias que han respetado los derechos civiles. La diferencia reside en la estructura de la del sistema, la cual tiene una influencia directa en la manera que se comportan sus gobernantes respecto al pueblo. Cuanto mayor sea la coalición ganadora, más “democrático” será el sistema; asimismo, cuanto menor sea el número de personas de las que depende el 

La “democratización” del sistema depende de los apoyos que el gobernante necesite para alcanzar y mantener el poder. Cuantos menos apoyos necesite, más pequeña será la coalición ganadora y más autocrático será el sistema. 

Ejemplifiquemos la explicación con el acceso al poder en dos países con modelos diferentes:

En un país democrático (EEUU) – El selectorado nominal serían todos los votantes , el selectorado real todos los votantes que dieron su voto al partido vencedor y la coalición ganadora el grupo mínimo de votantes, distribuido selectivamente por los diferentes estados, cuyo apoyo se traduce en victoria presidencial -como los autores explican en el libro, dada la estructura federal de las elecciones en EEUU, se puede controlar el poder ejecutivo y el legislativo con sólo un quinto de los votos. Siempre y cuando estos estén situados de manera correcta-

En un país autocrático (URSS) – El grupo de intercambiables serían todos las personas con derecho a voto en la URSS, ya que votar era obligatorio. Los influyentes serían todos los miembros del Partido Comunista y los esenciales los integrantes del Politburó. 

 

Sin dinero no hay poder. 

Todo dirigente necesita pagar a aquellas personas que le mantienen en el poder, es por ello que ninguna revolución triunfa sin financiación, y ningún autócrata se mantiene en el poder si no consigue acceder a las fuentes de ingresos. 

El juego se trata de extraer rentas de los grupos de personas ajenos al selectorado nominal e ir redistribuyendo el dinero de abajo a arriba, especialmente a los influyentes y esenciales. Dependiendo del tamaño de la coalición ganadora, estos pagos se harán de manera directa (transferencias) o indirecta (subvenciones). 

Cuando se trata de un país pobre, o mejor dicho, de un país rico en recursos naturales, la prioridad siempre es tener el control de dichos recursos. Favorecer el crecimiento económico para extraer la renta de los súbditos no es una prioridad para los gobernantes de estos países, los cuales suelen tener grupos de esenciales muy reducidos. ¿Cuántos países conoces que sean extremadamente ricos en recursos naturales y a la vez “democráticos”?

Y no solo por el egoísmo y la crueldad de los dirigentes autocráticos. Bruce Bueno de Mesquita y Alistair Smith también señalan que muchas veces son los países ricos y democráticos los que sostienen a los tiranos. Es mucho más barato negociar con un grupo reducido de déspotas que expolian despreocupadamente los recursos del país que gobiernan que negociar con una coalición ganadora grande. Cuantas menos personas haya en la coalición ganadora, a menos personas habrá que “comprar” y más baratos obtendremos los recursos. 

Esto explica por qué muchos de los revolucionarios del siglo pasado y del presente han sido financiados por personas pertenecientes a países ricos o grandes empresas extranjeras, aun siendo estas, a priori, contrarias ideológicamente. También explica por qué la inmensa mayoría de los países ricos en recursos siguen estando subdesarrollados y los golpes de estado ocurren continuamente. Sobran ejemplos de gobernantes autocráticos bien vistos por la comunidad internacional y, de repente, pasan a ser enemigos de la humanidad y un repentino golpe de Estado los expulsa del poder. 

 

Los demócratas no son ángeles.

Los políticos se rigen por sus propios intereses, habitualmente contrarios al interés de la población en general e incluso de sus selectorado nominal. Si los demócratas parecen ser amables y preocuparse por las personas es porque tienen un grupo de esenciales demasiado grande y necesitan mayor apoyo. 

Sin intención de alargar el post más de la cuenta, ya que todo lo que aparece en el libro es interesante, terminaremos con una reflexión final de los autores sobre la votación en bloque dentro de las “democracias”. Puede que si vives en España te suene de algo: 

“La votación en bloque toma las instituciones democráticas y las hace aparecer como sociedades anónimas. Todos los votantes o acciones tienen un derecho nominal a votar, pero de hecho todo el poder se haya en unos pocos actores clave que pueden controlar los votos de grandes cantidades de acciones o de un gran número de votos en sus pueblos. La votación en bloque hace que los sistemas democráticos con coaliciones grandes funcionen como si fuesen autocráticos, pues dan lugar a que el número de influyentes -es decir, la gente cuyas decisiones verdaderamente importan- sea mucho menor que el selectorado nominal, formado por el resto de votantes.”

 

Si quieres aprender más sobre el libro y los conceptos de estos profesores, te recomendamos que lo adquieras directamente. 

 

expulsion judios 1492
“ES LAMENTABLE EN EXTREMO QUE LOS MITOS DE LA HISPANOFOBIA LLEVEN LA ETIQUETA DE LA RESPETABILIDAD INTELECTUAL. ESTO CONTRASTA CON PREJUICIOS TALES COMO EL DE LA SUPREMACÍA BLANCA O EL DENOMINADO ANTISEMITISMO QUE, MUY AL CONTRARIO, NO LLEVAN TAL PASAPORTE.” PHILIP. W. POWELL, EL ÁRBOL DEL ODIO, 5; CITADO EN MARÍA ELVIRA ROCA BAREA, IMPERIOFOBIA Y LEYENDA NEGRA, 84)

 

Leyenda negra y prejuicios contra los españoles

Como breve reseña del autor, Phillip Wayne Powell (19131987) fue un historiador y profesor estadounidense especializado en la historia de España en el Nuevo Mundo y del Suroeste de Estados Unidos

Uno de sus libros más conocidos es “Árbol de Odio: La Leyenda Negra, Sus Consecuencias en las Relaciones entre EEUU y el Mundo Hispánico”, donde expone la hispanofobia de EEUU y el adoctrinamiento contra la historia de España. Como muchos historiadores extranjeros que profundizaron en la historia de la tierra de conejos y quedaron fascinados. 

Al margen de la observación de Powell sobre la doble vara de medir, nos centraremos en la acusación de que España es un país antisemita donde se expulsaron a los judíos en 1492. Esta afirmación, además de estar descontextualizada y errónea técnicamente hablando, es un buen ejemplo de cómo los prejuicios sobre España se han ido creando o modificando en función de los intereses de los difamadores.

La leyenda negra que hoy nos tacha de país antisemita es la misma que durante el siglo XV y aún durante el XVI nos repudiaba precisamente por lo contrario. Como hemos explicado en el origen de la leyenda negra, los humanistas italianos nos consideraban católicos de segunda o católicos impuros, ya que en nuestra península habíamos vivido con moros y judíos. Por lo que nuestra sangre estaba mezclada y era impura. Bajo este argumento que hoy catalogaríamos de racista, los insultos a los españoles han ido variando desde impuros y marranos, hasta retrógrados y antisemitas.

A menudo se presenta la expulsión de los judíos en España como si hubiese sido una anomalía propia de los retrógrados y católicos españoles, lo cual puede venir muy bien a según qué lobbys o políticos de turno, pero es una afirmación históricamente falsa y que merece la pena contextualizar. Un buen ejemplo de ignorancia y vergüenza ajena lo encontramos en Clara Ponsatí. La ex consejera de Puigdemont, que en otro alarde de “rigor histórico”, tuvo la osadía de decir en Estrasburgo que los Reyes Católicos fueron la inspiración de Hitler. 

 

Algunos datos sobre la expulsión de los judíos durante la Edad Media

 Por unos u otros motivos, la expulsión de los judíos ha sido una constante a lo largo de la historia. Centrándonos única y exclusivamente en Europa, hubo numerosos países que expulsaron a los judíos antes y después, además de ser expulsiones mucho más duras que la que sufrieron en España. 

Estos son algunos de los países que se suelen omitir: la primera potencia en expulsarlos masivamente fue Inglaterra en el año 1290 bajo el reinado de Eduardo I, el Piernas Largas, doscientos años antes que España; le siguió Francia en 1306, 1321, 1322 y en 1394 (esta última también fue en grandes proporciones); Hungría los expulsó en 1349; Austria en 1421; fueron invitados a irse forzosamente de diferentes localidades de Italia y Alemania durante los siglos XV y XVI; en Lituania los expulsaron en 1445 y 1495; Portugal en 1497; Bohemia y Moravia (actual República Checa) en 1744; y durante el siglo XX tampoco estuvieron a salvo. Para variar, unos tienen la fama y otros cardan la lana.

Por otro lado, el uso de la palabra expulsión para definir la marcha de los judíos de España es matizable. En España no se expulsó a los judíos como tal, únicamente a aquellos que no querían convertirse al cristianismo -que igualmente es intolerable a ojos del siglo XXI, pero que era muy común en el siglo XV-. A efectos prácticos suponía lo mismo para aquellos que no querían renunciar a su religión, pero no lo supuso para aproximadamente al 60% de la comunidad judía que se convirtió y se quedó en España.  

 

Unificación política y religiosa de los Reyes Católicos

Entre los múltiples datos que habitualmente se omiten, debemos señalar que el edicto de expulsión del 1492 es un proyecto de los Reyes Católicos para la unificación política y religiosa del país. Algunos autores señalan que pudo ser el motivo por el que en España no tuviésemos guerras de religión como las que asolaron Europa en los siglos posteriores. Esta unificación se produjo tras diferentes intentos de realizar una conversión pacífica al cristianismo sin el uso de medios coactivos. 

Tanto es así que aquellos que decidieron mantener su religión y marcharse de España, conservaron todos sus bienes salvo el oro y la plata, lo cual no sucedió en muchos otros países donde además de ser expulsados les confiscaron todos sus bienes. 

Un ejemplo de los muchos descendientes de judíos conversos que se quedaron en España fueron: Fernando del Pulgar y Diego de San Pedro, Santa Teresa, San Juan de la Cruz, Fernando de Rojas, Fray Luis de León, Diego de Velázquez, el propio Miguel de Cervantes, e incluso el rey Fernando el Católico tenía una abuela judía.

 

Sobre el supuesto antisemitismo español

 

Políticamente Incorrecto Leyenda negra

Respecto la acusación de antisemitismo, hay que recordar que la comunidad judía estaba muy asentada en España, por lo que su expulsión en 1492 fue traumática para ambas partes. Dentro de la tolerancia religiosa que se puede esperar en la Edad Media -donde el relato posmoderno actual pretende hacernos creer que las tres culturas vivían poco menos que en paz y armonía y que la rápida expansión de los musulmanes se debió a su tolerancia con otras culturas-, de la misma forma que hubo matanzas y reclusiones entre los siglos XIII y XV, también gozaban de algunas libertades o privilegios para ser la religión minoritaria en una época caracterizada por su intolerancia religiosa. 

Antes de su obligada conversión, los judíos que vivían en España estaban exentos de pagar el diezmo, eran propietarios de tierras (lo cual les era negado en otros países), tenían una legislación propia donde elegían a sus propios representantes y jueces, y ocupaban altos cargos en la administración del reino. Debido a estos factores, la comunidad judía en España fue la más numerosa de Euro

pa durante el siglo XIII y, a partir de entonces, comenzamos a recibir más emigrantes judíos que habían sido expulsados de otros países.

 

Ángel Sanz Briz, “El ángel de Budapest” 

De la misma forma que algunos se empeñan en tachar de antisemitas a los españoles por acontecimientos de hace más de 500 años, ¿Habrán oído hablar estos defensores de la comunidad judía de Ángel Sanz Briz? Casi todos conocemos la película estadounidense de “La lista de Schindler”, donde el miembro del partido nazi Oskar Schindler, elabora un plan para salvar la vida de mil judíos durante el Holocausto nazi en Alemania.

Esta increíble historia tiene su homólogo español en Ángel Sanz Briz, “El ángel de Budapest”, salvo porque en vez de salvar en torno a mil personas, consigue salvar entre cuatro y cinco mil judíos en el avance de los nazis en la capital húngara. ¿Deberían estos defensores de las injusticias reevaluar sus juicios morales y analizar si tienen más peso acontecimientos que tuvieron lugar hace más de medio milenio que los que hace menos de un siglo? ¿Se habrán dado cuenta de que no se puede generalizar el carácter de un país por informaciones sesgadas y anacrónicas?

 

En definitiva

Sintetizando lo expuesto en líneas anteriores, la estigmatización de España como un país antisemita donde se expulsó masivamente a los judíos es una afirmación falsa y descontextualizada, como todos los tópicos que conforman nuestra leyenda negra.

¿Es justo señalar a España por la expulsión de los judíos cuando sucedieron muchas otras expulsiones en otros países, tanto antes como después, y además mucho más hostiles y duras para los expulsados?

¿Podríamos hablar de antisemitismo en un país donde los judíos contaban con exenciones fiscales, regían su propia política y justicia y ocupaban cargos de importancia en la administración del reino? y por último

¿La afirmación de Clara Ponsatí está justificada o es otro ejemplo de manipulación histórica, difamación y victimismo al que nos tienen acostumbrados? En nuestra opinión la respuesta es obvia. Si te ha gustado el post, probablemente te gusten nuestro artículo sobre las camisetas contra la leyenda negra. 

 

 

Bibliografía

OK Diario – Ponsatí dice que los Reyes Católicos fueron «la inspiración» del genocidio antisemita de Hitler

Pedro Insúa; Prólogo del libro Sobre la leyenda negra de Iván Vélez

Iván Vélez, Sobre la leyenda negra 

Alberto G. Ibañez, La leyenda negra historia del odio a España

María Elvira Roca Barea, Imperiofobia y Leyenda Negra

censura en los medios de comunicación

EL PROBLEMA DE LA PUBLICIDAD y la financiación de los medios:

“UNA PRENSA CÍNICA, MERCENARIA Y DEMAGÓGICA PRODUCIRÁ UN PUEBLO CÍNICO, MERCENARIO Y DEMAGÓGICO”. JOSEPH PULITZER

Son muchos los periodistas independientes que señalan que la libertad de expresión en los medios de comunicación se acabó con la digitalización de los mismos.

Al no recibir ingresos por la venta de periódicos físicos, los medios de comunicación digitales se financian casi exclusivamente de la publicidad que reciben, ya sea empresarial o institucional. Es por ello que rara vez -por no decir nunca-, veréis que los medios saquen alguna noticia comprometedora de las empresas que lo financian.

Además de los 15 millones de euros que el Estado dio a los medios en uno de los momentos más drásticos de la pandemia durante el confinamiento -recordemos a los médicos, sin material sanitario, protegidos con bolsas de basura-, también tuvimos la desgracia de ver cómo todos los principales medios de comunicación mostraban la propaganda del gobierno en todas sus portadas. Con esta acción, al más puro estilo de la Cuba Castrista, amanecimos con todas las portadas de los principales periódicos copadas con la propaganda y eslogan del gobierno: “Juntos salimos más fuertes.”

Dejando a un lado las obvias prioridades sobre a dónde debería ir destinado el dinero público, el gobierno paga con nuestros impuestos su propaganda para mantenerse en el poder, para aminorar su mala gestión y para distraer a las masas de lo verdaderamente importante. Este suceso debería preocuparnos, ya que sin la libertad de prensa -el “cuarto poder” en democracia- y con eslóganes populistas, avanzamos a pasos agigantados hacia un estado totalitario. Al respecto, recomendamos escuchar la opinión de una persona que sufrió el totalitarismo comunista en sus carnes y cómo se parece lo que ocurrió en su país con lo que está pasando actualmente en España.

Por si la independencia de los medios de comunicación respecto al poder político no estuviese suficientemente en entredicho, el gobierno invertirá 100 millones de los contribuyentes en “publicidad institucional”-propaganda ideológica y sumisión mediática que pagan con nuestros impuestos-.

De esta forma, los medios de comunicación cuidarán mucho el tipo de información que ofrecen en las portadas, así como de poner sus medios al alcance del gobierno de turno para señalar a disidentes y, si fuera necesario, proceder a una estigmatización coordinada y muerte civil.

Para un estudio en profundidad sobre cómo funcionan los medios de comunicación en España y su independencia respecto a poderes políticos y económicos, recomendamos el libro “El Director” de David Jiménez, antiguo director de El Mundo, donde cuenta los entresijos del periodismo español y la manipulación mediática.

Tipos de censura en los medios de comunicación

CENSURA EN PROGRAMAS TELEVISIVOS DE GRAN AUDIENCIA:

“SILENCIAR UNA OPINIÓN ES ROBAR A LA HUMANIDAD PORQUE, SI ESA OPINIÓN ES VERDADERA, SE ROBA A LA HUMANIDAD UNA VERDAD, Y SI NO LO ES, SE ROBA A LA VERDAD LA MAYOR FUERZA QUE HUBIESE OBTENIDO GRACIAS AL CHOQUE Y LA COLISIÓN CON EL ERROR.” JOHN STUART MILL

 

Ya hemos visto qué papel jugarían los realities y este tipo de programas en las estrategias de manipulación mediática de Timsit – ”ser inculto es más moderno”- pero, además de promover la incultura, también es un buen mecanismo para censurar opiniones disidentes y ofrecer ejemplos morales a la masa.

En términos de manipulación de masas, el principal objetivo que tienen estos programas es su gran efecto adoctrinador y ejemplarizante, donde se educa a las masas sobre qué es aceptable y qué no. Qué discursos se deben repetir machaconamente y cuáles deben ser sometidos y silenciados al momento.

No nos vamos a explayar mucho en este tema ya que lo consideramos bastante evidente y, lamentablemente, los ejemplos de superioridad moral abundan en estos programas. Uno de los más significativos es el de un presentador de programas de corazón -que no tiene ningún reparo en admitir públicamente que su programa está dirigido a “rojos y maricones”- quien, antes de que actuase de una forma tan abiertamente totalitaria, ya había dejado algunas perlas sobre lo que podemos opinar o no.

 

En este mismo programa de televisión, en una entrevista donde someten a un personaje polémico a un polígrafo, el entrevistado expresa respetuosamente su opinión sobre la homofobia y, como al entrevistador no le gusta, le corrige al tiempo que abandona el programa profundamente indignado:

“No se puede tolerar este discurso. Lo siento pero hay cosas que no… hay cosas que son delictivas (…) se vivía mejor en las cárceles, al menos gente como tú, sí.”

Con el consiguiente aplauso de la audiencia, que ratifica el “heroico comportamiento” del personaje televisivo. Un presentador, que debería ser más educado con los invitados de su programa, ofrece clases a toda su audiencia sobre lo que se puede y lo que no se puede tolerar. Todo un ejemplo de tolerancia y libertad de expresión.

Al final, este tipo de situaciones suelen acabar con argumentos tan simples como: qué sabrás tú de X si eres Y; la vieja estrategia del polilogismo de Karl Marx -término acuñado por Ludwing Von Mises-, donde se presupone que cualquier persona que no pertenezca a un determinado grupo o minoría -proletariado, mujeres o comunidad gay, por ejemplo- carece de la experiencia y el conocimiento necesarios para poder criticarlo.

 

CENSURA EN LOS DEBATES:

“LA VARIEDAD DE OPINIONES SIEMPRE ES BUENA PORQUE O TRAE UNA NUEVA VERDAD, U OBLIGA A LA VERDAD A COMPETIR Y HACERSE MÁS PROFUNDA Y CONVINCENTE.” JOHN STUART MILL

 

Muchas tertulias políticas son auténticos ejemplos de la falta de pluralidad y tolerancia que existe en numerosos medios de comunicación de nuestro país, así como de la priorización -y politización- de los sentimientos y argumentos demagogos frente a explicaciones racionales basadas en datos objetivos.

Debido al elevado número de debates con escasa pluralidad que hemos visto -donde tendrían que primar la pluralidad y la razón-, hemos agrupado algunas técnicas de manipulación meduática que son comunes en diferentes programas. La estrategia podría dividirse de la siguiente forma:

 

  • SUPERIORIDAD NUMÉRICA

Se buscará favorecer un mayor número de contertulios afines a las ideas que quiera propagar el medio en cuestión, frente a los tertulianos con otros planteamientos u opinión propia. El objetivo es tener invitados con diferentes planteamientos aunque el número de los mismos varíe considerablemente, buscando una apariencia de pluralidad.

 

  • PREGÚNTAME LO QUE QUIERAS, QUE YA TE CONTESTO YO LO QUE ME DÉ LA GANA

Independientemente de lo que se pregunte, la respuesta será el discurso propagandístico aprendido desde casa -exactamente igual que la mayoría de los políticos-.

 

  • MEJOR SENTIMIENTOS QUE DATOS

Como buenos manipuladores de masas, estos personajes buscan influir en las emociones de los televidentes antes que en la razón. En lugar de aportar datos y fuentes concretas que apoyen sus postulados, esta gente hace un uso bastante vulgar y evidente de la técnica de autoridad cuando les conviene (“como ha señalado Bruselas”) o del consenso (“como todos sabemos”, “como los ciudadanos han podido comprobar”, “como esta crisis nos ha demostrado”, “tal y como demanda la ciudadanía”…). Además del buenismocaracterístico de la corrección política donde, de manera descarada, introducen en sus discursos palabras como niños, educación, pensionistas o sanidad en lugar de ir al fondo de los datos. De esta forma, crean la falsa idea de un consenso social para intentar autorizar argumentos sin ningún fondo.

 

  • FRENTE A ARGUMENTOS SÓLIDOS, INTERRUPCIONES CONSTANTES

En estos programas la educación de muchos tertulianos brilla por su ausencia. Cuando ven que el discurso de su oponente deja su estrategia de manipulación emocional en evidencia, los compañeros ideológicos interrumpen constantemente para evitar que termine su planteamiento y que cuaje en los televidentes.

 

  • SI TODO FALLA, OFÉNDETE E INSULTA

Si por la razón que fuese las técnicas anteriormente explicadas no surtieran el efecto deseado y el tertuliano con ideas políticamente incorrectas estuviera ganando el debate -o dejando en evidencia la falta de datos objetivos de sus adversarios-, los guardianes de la moral pueden optar por ofenderse profundamente por los planteamientos, el tono del contertulio o, directamente, realizar ataques personales con la intención de descalificar al oponente en vez de atacar sus argumentos, lo que se conoce como falacia ad hominem -muy común en los debates respecto al feminismo radical o ideología de género-.

Otra técnica bastante burda pero frecuente en estos debates es recurrir a la falacia de asociación. Sin ningún pudor, relacionan al tertuliano con personas, políticas o palabras que las masas tienen interiorizadas como negativas, ya sea desde comparar con Trump hasta la explotación laboral en Vietnam por los malvados empresarios neoliberales.

 

  • TODOS SOMOS IGUALES, HASTA EN LA VALIDEZ DE NUESTROS ARGUMENTOS

Otra trampa habitual en estos debates es la de querer equiparar la opinión de expertos y profesionales en una materia determinada con la de periodistas que, como mucho, son expertos en periodismo. Esto es muy habitual en los debates económicos, donde periodistas rebaten y niegan planteamientos que, sin exagerar, muchas veces se ve que no llegan a entender. No saber algo no tiene nada de malo, nadie sabe de todo, especialmente de materias tan técnicas como economía, medicina o derecho, por ejemplo. El problema viene cuando en vez de callarte, escuchar y aprender del que sabe, pretendes dar lecciones con las que solo confundes a la audiencia -recordemos que estos debates en televisión ayudan a formar la opinión pública- y evidencias tu ignorancia frente a cualquier persona con conocimientos al respecto.

Como llevamos argumentando a lo largo de esta crítica, la falta de datos y argumentos racionales, las interrupciones y la falta de objetividad bajan el nivel de los debates hasta el de un patio de colegio, donde es imposible escuchar nada entre gritos y el característico “y tú más”. Los principales damnificados de estas conductas somos los ciudadanos, a los que nos privan de datos y argumentos objetivos con los que poder formar una opinión propia.

 

EJEMPLOS DE MANIPULACIÓN DE MASAS EN LOS DEBATES TELEVISIVOS:

Seguro que el lector habrá pensado en ejemplos concretos a medida que leía las líneas anteriores. Por nuestra parte, vamos a señalar dos ejemplos rápidos que evidencian lo expuesto arriba: como ejemplo de experto que acude a platós de televisión para resolver cuestiones económicas tenemos a Juan Ramón Rallo, doctor en economía y licenciado en derecho -conocido internacionalmente, además de ser analista económico y tener múltiples publicaciones de carácter científico y otros libros publicados-, que acude a televisión para ser interrumpido incesantemente y recibir clases de economía por periodistas que si no suman con los dedos, poco les falta.

A la audiencia se nos priva de las reflexiones de una persona que, aún pudiendo estar más o menos acertado, aporta una visión crítica apoyada en datos. Por suerte, este autor tiene un canal de youtube donde analiza la actualidad política y económica sin que le interrumpan con argumentos emocionales y populistas.

 

Por otro lado, como ejemplo de corrección política, superioridad moral y uso manipulador de los sentimientos en debates o tertulias televisivas, ponemos el caso del inmigrante Bertrand Ndongo en un conocido plató de televisión.

En esta ocasión, los abanderados de la corrección política, tratan el tema de la inmigración masiva ilegal con Bertrand -de origen camerunés- y, como no les gusta su opinión y encima coincide en algunas de sus ideas con el partido demonizado por excelencia por los medios de comunicación, proceden a atacarle en evidente superioridad numérica y comunicativa -aunque hable especialmente bien el castellano, no es lo mismo debatir en tu lengua natal que en una extranjera-.

En todo un alarde de pluralidad, tolerancia y sinceridad frente a la manipulación de masas, estos periodistas nos dejaron las siguientes contestaciones a los argumentos de Bertrand:

“yo creía que no había sitio a la derecha de Vox y veo que todavía hay sitio. Me ha alarmado mucho el discurso… este elogio de socialismo de Franco”

“no es un argumento, es que eso no es un argumento. (…) usted necesita un argumento no un contraargumento”

“sin argumentos no se puede ir por la vida”

“entiendo que Bernard tiene un discurso de la hiperintegración porque él es el más integrado de todos los integrados y porque además, lo que está planteando es que se expulse fuera a los demás, pero no a él”

“yo creo que tú ves mucho la televisión y tienes un poco de cacao mental”

 

En resumen y sin extendernos más este ejemplo, invitan a un camerunés a contar su experiencia y dar su opinión sobre la inmigración masiva ilegal. Bertrand expone sus argumentos de la forma más clara y sencilla posible entre interrupciones constantes y, como no va acorde al discurso único sobre la inmigración ilegal, cinco periodistas sectarios e intolerantes le atacan incesante. Irrespetuosamente, aprovechan su superioridad numérica y acuden a falacias ad hominem tratando de descalificar sus argumentos, aludiendo a que no sabe argumentar.

Es decir, cinco periodistas blancos y occidentales, en un alarde de superioridad moral, pretenden dar clases sobre inmigración y racismo a un inmigrante camerunés. Estos periodistas “tan preocupados” con los inmigrantes, en vez de escuchar los argumentos de un inmigrante sobre su propia experiencia, le corrigen y le enseñan lo que debería decir, de una forma que podría rayar el racismo.

 

Conclusión sobre la censura en los medios

“Encuentro la televisión muy educativa. Cada vez que alguien la enciende, me retiro a otra habitación y leo un libro” GROUXO MARX

Vivimos horas bajas del periodismo mainstream. Todos los grandes periódicos están financiados por un determinado organismo público o grandes empresas privadas, lo que genera un conflicto de intereses entre el código deontológico del profesional y posible la información negativa que atañe a los anunciantes. Y esto es al margen de ideologías o partidos políticos. Cuanto más grande es un medio, mayor es su necesidad de financiación y mayores sus conflictos de intereses.

Los medios de comunicación son un pilar básico en el correcto funcionamiento de las sociedades democráticas. Si el pueblo no está correctamente informado y no dispone de una prensa independiente, no podrá tomar las decisiones que realmente le benefician, es por ello que los medios de comunicación son denominados el “cuarto poder en democracia”.

Lejos de vigilar al poder político e informar al pueblo de los abusos que se cometen, los medios contemporáneos protegen a los grandes poderes de la opinión pública. Han pasado a ser la opinión publicada en vez de la opinión pública. Aleccionan y adoctrinan en vez de informar.

¡Descubre nuestras camisetas de crítica social!

debate entre juan ramon rallo y roberto vaquero

No me he podido resistir a dejar una reseña sobre este debate. 

Aunque prefiero no dar mis datos personales por cuestiones laborales, quiero dejar claro que soy un consumidor habitual de youtube e intento informarme a través de canales de diversa ideología. Vamos, que he visto muchos debates y muchos videos sobre diferentes ideologías. 

Personalmente fue un debate que me cogió de sorpresa, no me esperaba un debate entre estos dos monstruos (cada uno en su ámbito, ya que sigo a ambos), y recuerdo que me impresionó mucho la primera vez que lo vi. Al volver a verlo detenidamente, me ha gustado aún más y aquí estoy.

Roberto Vaquero es historiador, líder de un partido marxista-leninista de la capital y, lo más importante para este debate, una persona con creencias y argumentos sólidos sobre el comunismo. Una persona que se nota que ha leído mucho y con argumentos suficientes como para debatir con cualquier persona. 

La otra persona es Juan Ramón Rallo, doctor en economía y famoso liberal que frecuenta diferentes tertulias televisivas como experto. El canal de rallo es uno de mis preferidos. No porque su ideología me parezca más atractiva (personalmente me defino como socialdemócrata con tendencias liberales), sino porque expone sus videos desde una objetividad envidiable. 

He decidido recomendar este debate porque creo que cualquier persona puede aprender sobre ambas posturas por parte de los dos debatientes. Creo que es un debate sin ganadores ni perdedores. Si tuviera que resaltar una parte concreta, creo que elegiría la parte en la que abordan las dos ideologías desde perspectivas idealistas y, Vaquero, con toda la sinceridad del mundo, le dice a Rallo que él nunca podría llevar a cabo su modelo dentro de una sociedad socialista, mientras que Vaquero en una liberal/capitalista, sí. Como persona que siempre se ha definido como de izquierdas, me sorprendió mucho.

Para terminar, quería agradecer a las personas de Políticamente Incorrecto (que conocí a través de Viladixit) por dejarme subir mi reseña a su web y por ayudarme con la imagen , que ha quedado impecable!!.

Conclusión: todas las personas interesadas en estos temas deberían ver este debate entre personas tan cualificadas y sacar sus propias conclusiones

patriarcado en españa

LA DIALÉCTICA DEL SEXO Y EL ORIGEN DEL PATRIARCADO

Para encontrar una definición directa del Patriarcado tal cual lo conocemos y en el que se apoya el feminismo actual, tenemos que remontarnos a La dialéctica del sexo (1970), de Shulamith Firestone (1945 – 2012).

Firestone, referente del feminismo contemporáneo, aplica el enfoque Marxista de la lucha de clases al género, señalando a los hombres como la clase opresora, a las mujeres como un conjunto oprimido debido a su biología y al patriarcado como la institucionalización del sistema opresor.

Otros temas que aborda en La dialéctica del sexo y que consideramos importantes para tener una imagen más detallada de la autora: 

– Establece que el enemigo de las mujeres es la familia monógama estable y, el embarazo, los grilletes que las inmovilizan. 

– Propone que para que las mujeres sean realmente libres deben buscar los últimos avances tecnológicos para conseguir la reproducción artificial.

– Desarrolla que todas las relaciones sexuales estarán permitidas, al no existir el tabú del incesto, incluidas las relaciones con niños por parte de los adultos.

 

DEFINICIÓN MAINSTREAM DE PATRIARCADO

Hoy en día, la definición aceptada del patriarcado es: “sistema social o de gobierno donde los hombres ostentan el poder y las mujeres son excluidas de él”.

No hay ningún sistema democrático en el mundo occidental que excluya legalmente y de manera sistémica a las mujeres en forma alguna. Y las diferencias o ausencias de mujeres en determinados campos no se pueden explicar con una única razón.

Sin embargo, no deja de ser curioso cómo la definición de patriarcado sí se aplica perfectamente en otros regímenes teocráticos, autoritarios o culturas no occidentales; culturas habitualmente reverenciadas por las mismas personas que defienden los derechos de las mujeres y condenan el sistema heteropatriarcal capitalista en el que viven.

 

EL PATRIARCADO EN DATOS

Sea como fuere, veamos qué dicen los datos de fuentes oficiales como el Gobierno de España, el INE o el Poder Judicial:

El 90% de los trabajos de riesgo en España son realizados por hombres.
– El 85% de los fallecidos por accidente laboral son hombres.
– El 81% de las víctimas de homicidio en el mundo son hombres.
– El 74% de los suicidas en España son hombres.
– El 92% de los reclusos españoles son hombres.
– El fracaso escolar masculino en España se sitúa en un 21% frente al femenino que es de un 15%.
– La esperanza de vida de los hombres en España es 5,5 años menor que la de las mujeres.
– 5 hombres por cada mujer son adictos al alcohol u otras drogas.

 

Bibliografía:

Shulamith Firestone, “La dialéctica del sexo” (1970)
– Assegur – Accidentes laborales: https://www.assegur.com/totmagazine/12-oficios-y-profesiones-de-riesgo-infografia/
– Gobierno de España – Fallecidos por accidente laboral: https://www.mites.gob.es/estadisticas/eat/eat19/TABLAS%20ESTADISTICAS/ATR_2019_Resumen.pdf
– Naciones Unidas – Víctimas de homicidio: https://www.unodc.org/unodc/en/data-and-analysis/global-study-on-homicide.html

– RED AIPIS-FAeDS – Cifras de suicidio: https://www.redaipis.org/sites/default/files/2020-04/Estadisticas_suicidio%202018_0.pdf
– Poder Judicial – Reclusos españoles: http://www.poderjudicial.es/stfls/ESTADISTICA/FICHEROS/16001E%20Estadistica%20Poblacion%20Reclusa/A%C3%B1os%20Anteriores/Estadistica%20diciembre%202019.xlsx
– INE – Fracaso escolar: https://www.ine.es/ss/Satellite?L=es_ES&c=INESeccion_C&cid=1259925480602&p=1254735110672&pagename=ProductosYServicios%2FPYSLayout&param1=PYSDetalle&param3=1259924822888
– INE – Esperanza de vida: https://www.ine.es/ss/Satellite?L=es_ES&c=INESeccion_C&cid=1259926380048&p=1254735110672&pagename=ProductosYServicios/PYSLayout#:~:text=En%20Espa%C3%B1a%20entre%201999%20y,b%C3%A1sicos%20que%20publica%20el%20INE

– Gobierno de España – Cifras de adicciones: https://pnsd.sanidad.gob.es/delegacionGobiernoPNSD/relacionesInternacionales/unionEuropea/docs/20190725_InformeDrogasEspana2019_EMCDDA_DGPNSD.pdf
– Gobierno de España – Informe de inspección de trabajo 2016: https://www.mites.gob.es/itss/ITSS/ITSS_Descargas/Que_hacemos/Memorias/Memoria_2016.pdf
– CRUE –  La universidad española en cifras:
https://www.crue.org/wp-content/uploads/2020/02/UEC-1718_FINAL_DIGITAL.pdf
– INE – Porcentaje de trabajadores a tiempo parcial: https://www.ine.es/jaxiT3/Datos.htm?t=10896#!tabs-tabla

españa pedir perdon conquista América

“LA PROGRESÍA QUE TANTO CRITICA LA ACTUACIÓN ESPAÑOLA EN EL NUEVO MUNDO DEBIERA CONSIDERAR QUE NO SE PUEDE JUZGAR CON CRITERIOS MODERNOS EL COMPORTAMIENTO DE UNOS HOMBRES DE MENTALIDAD Y PRINCIPIOS MUY DISTINTOS A LOS NUESTROS. NI PODEMOS MEDIR CON EL MISMO RASERO A LOS ESPAÑOLES DEL SIGLO XVI Y A LOS GOBIERNOS INDEPENDIENTES DEL SIGLO XIX QUE EXTERMINARON A SUS INDIOS.” JUAN ESLAVA GALÁN, LA CONQUISTA DE AMÉRICA CONTADA PARA ESCÉPTICOS; 616

 

Durante los últimos años hemos visto cómo diferentes personalidades políticas exigen que España se disculpe por los abusos cometidos durante la conquista de América, hace casi 500 años.

Entre estos políticos moralmente superiores, defensores del pueblo y de sus gentes, encontramos al presidente de Méjico López Obrador, célebre por sus recomendaciones de abrazarse durante la pandemia del COVID19, Evo Morales, polémico expresidente de Bolivia, o incluso Nicolás Maduro, amante de la libertad y los derechos humanos, especialmente entre los venezolanos -nótese la evidente ironía al respecto-. Y cómo no, tratándose de España, también surgen diferentes periodistas y medios de comunicación españoles que ven lógico que España pida perdón por la conquista.

A raíz de un tema tan polémico y controvertido, no son pocos los historiadores, periodistas y escritores salieron en defensa de España, señalando el descaro del presidente mexicano: Antonio Escohotado, Juan Eslava Galán, Arturo Pérez-Reverte, Enrique Moradiellos, María Elvira Roca Barea, Alberto G. Ibáñez, Iván Vélez o Federico Jiménez Losantos, son algunos entre los muchísimos autores que entienden el requerimiento de López Obrador como un sin sentido -por decirlo amablemente-.

Esta controversia no es ni mucho menos novedosa, aunque de vez en cuando vuelve a cobrar importancia en función de los intereses políticos de aquellos que gobiernan los antiguos virreinatos. Tal es así que el pasado 9 de febrero de 2022, Lopez Obrador volvió a cargar contra España, exigiendo una disculpa del rey y anunciando  que El Gobierno mexicano se va a dar una pausa para respetarnos y que no se nos vea como tierra de conquista”.

Desde Políticamente Incorrecto, evidentemente pensamos que no deberíamos pedir perdón por unos acontecimientos que tuvieron lugar hace 500 años. Dicho lo cual, defenderemos nuestra postura desde puntos: el rechazo al revisionismo histórico, la subordinación del relato indigenista a intereses políticos y una breve reflexión sobre la ascendencia española en el Nuevo Mundo.

 

revisionismo histórico

Por mucho que la corrección política se empeñe, el primer punto -y el más elemental- es porque no se puede hacer un revisionismo de la historia y pedir explicaciones sobre unos acontecimientos a medio milenio vista. Es de sentido común que abusos puntuales se han producido en todos los periodos de conquista a lo largo de la historia, y no por ello vamos exigiendo disculpas a personas que hoy en día nada tienen que ver con esos sucesos. De ser así, en España hemos sido invadidos por fenicios, griegos, cartagineses, romanos, pueblos bárbaros y musulmanes, ¿deberíamos pedir responsabilidades a los respectivos países contemporáneos? 

Además, estos pueblos se instalaron en la Península mucho antes que el periodo conquistador español y acabaron con la mayor parte del legado cultural de los pueblos íberos que la habitaban, lo cual no sucedió con la mayor parte de la cultura indígena en América. La inmensa mayoría de las tribus indígenas eran ágrafas, por lo que si en el presente conocemos su historia y su cultura, es gracias a esos españoles que se preocuparon en crearles un abecedario, escribir su historia y traducirla a otras lenguas para su difusión.

Tampoco entraremos a valorar los evidentes beneficios que trajo la civilización occidental a las tribus precolombinas: el derecho romano, las escuelas, universidades, hospitales, caminos para las comunicaciones, desarrollo de rutas comerciales… y un largo etcétera bastante conocido pero no por ello menos importante.

 

Sobre el relato indigenista

Opinamos que este relato es una estrategia política que permite a los gobernantes establecer un chivo expiatorio al que culpar de los fracasos propios, distraer la atención de acontecimientos presentes y cohesionar a la nación frente al “enemigo imperialista”. 

El relato indigenista está basado en la clásica división “víctimas y victimarios”, reduciendo el discurso a los pobres indios que fueron asesinados y expoliados por los malvados españoles; lo cual demuestra un profundo desconocimiento de la historia. 

 

La conquista de América la realizaron los americanos

La conquista de América se realizó por los propios americanos, no por los españoles. Hernán Cortés llegó a México con poco más de 500 hombres, ¿alguien cree que 500 hombres pueden tumbar al imperio azteca que solo en Tenochtitlán tenía una población de entre 80.000-250.000 personas?  Evidentemente no. 

Como buen relato ideológico, saben utilizar los sentimientos y ponen el foco en aquello que les interesa, en este caso los indios aztecas. Omiten datos tan importantes como que el imperio azteca sometía despóticamente a los pueblos de su alrededor -obligándoles a ceder a sus hijos para sacrificios de los dioses aztecas-, aspecto que supo aprovechar Cortés para aliarse con los pueblos sometidos y luchar juntos contra el yugo azteca-. Incluso muchas crónicas relatan la honorable lealtad de algunos de estos pueblos para con los españoles. 

Por tanto, el grueso del ejército español que conquistó el imperio azteca era indígena, para los cuales, los españoles éramos sus liberadores y no conquistadores . 

 

Perspectiva sesgada y victimista

Como señalamos, este relato sobre la conquista de México está tomado desde la perspectiva de la sociedad azteca -”la sociedad más monstruosa que se recuerda”, según Antonio Escohotado-, que realizaba sacrificios humanos a sus dioses y esclavizaba a las otras tribus. 

Si cambias el foco de la historia y en vez de centrarte en el imperio precolombino opresor, lo miras desde la perspectiva de las tribus sometidas que eran forzadas a  sacrificar a sus familiares para unos dioses en los que no creían, como los tlaxcaltecas o totonacas, los españoles les habríamos ayudado a acabar con el tirano. ¿A qué el relato es sensiblemente diferente?

 

Enfermedades víricas y criollos

Respecto al supuesto genocidio a manos de españoles, simplemente señalar la importancia que tuvieron las enfermedades, fruto del choque cultural, en la elevada mortalidad de los indígenas. La viruela europea se cebó con los habitantes del Nuevo Mundo y la sífilis con los europeos. 

Otro argumento contra el genocidio español es destacar la notable diferencia en el número de población indígena entre los territorios ocupados por los ingleses y los conquistados por los españoles (América del Norte y América del Sur), ya que unos exterminaron y otros fomentaron el mestizaje. Las únicas partes de Hispanoamérica donde no se aprecia población indígena es en Argentina y Uruguay, debido a los genocidios especialmente brutales de los criollos en estas zonas después de la independencia (S.XIX), y no durante la conquista española (S. XVI).

 

Siempre es más fácil ver la paja en el ojo ajeno que la viga en el propio

Para terminar de argumentar nuestra respuesta sobre por qué España no debe pedir perdón por la conquista de América, haremos mención a que ellos fueron los que se quedaron en América, no nosotros. 

Los nacidos en España, o bien nuestros antepasados no fueron a América o bien se volvieron pero, los nacidos en América y especialmente los que saben que tienen antepasados procedentes de la Península Ibérica como es el caso del presidente de Méjico -que dice tener ascendencia cántabra-, fueron ellos los que se asentaron en América y participaron de forma más o menos activa en los hechos que hoy sus nietos o bisnietos nos echan en cara a los españoles.

Por todo esto y mucho más decidimos sacar diferentes camisetas contra la leyenda negra que puedes encontrar en nuestro apartado de camisetas políticamente incorrectas.

¿Y tú? ¿Tienes una opinión formada al respecto? ¿Crees que es un suceso aislado o podríamos englobarlo dentro de la leyenda negra?